Las aguas subterráneas ocupan un tercio del territorio de la provincia

  • Expertos reclaman mayor conocimiento de las aguas subterráneas dado que la mayoría de los municipios dependen de ellas

Los recursos de las aguas subterráneas de la provincia de Málaga equivalen prácticamente a los que almacenan los siete embalses malagueños. La diferencia es que los recursos de los acuíferos están mejor repartidos en una superficie que abarca a alrededor del 30% del territorio provincial. O, lo que es lo mismo, casi 2.000 kilómetros cuadrados ocupan los acuíferos de los que depende el abastecimiento de la mayoría de los municipios.

En el caso de los pueblos del interior de la provincia, la dependencia de las masas subterráneas es total para garantizar su abastecimiento. Esa dependencia de los recursos subterráneos se reduce en el caso de algunos municipios de la Costa del Sol y la capital, al centrar su abastecimiento principalmente en el agua procedente de los distintos embalses. Sin embargo, hay municipios como Torremolinos, Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre o Mijas pueblo que dependen íntegramente de acuíferos, mientras que otros alternan las dos opciones en función de los recursos disponibles.

Eso significa que de las masas subterráneas dependen, en mayor o menor medida, la mayor parte de la provincia que cuenta con una población superior al millón y medio de personas.

Sin embargo, y a pesar del papel estratégico que juegan los acuíferos en la economía de los pueblos malagueños, aún queda mucho por saber de ellos. El catedrático del departamento de Ecología y Geología de la Universidad de Málaga (UMA) y director del Centro de Hidrogeología de la UMA, Bartolomé Andreo Navarro, aseguró ayer a este periódico que hace falta poner en marcha un plan de investigación sobre las aguas subterráneas como el que se hizo en los años 80, ya que advirtió que "si el cambio climático trae asociados fenómenos de sequía cada vez más frecuentes en esta zona debemos saber con que recursos contamos o de lo contrario lo vamos a pasar muy mal".

Las aguas subterráneas han sido las grandes olvidadas históricamente en la planificación hidrológica de la provincia al vivir a la sombra de las grandes obras hidráulicas que representan las presas. El experto, que ofreció ayer una conferencia sobre la importancia de las masas subterráneas de la provincia en una jornada organizada por la Academia Malagueña de Ciencias y el Club del Agua Subterránea (CAS) con motivo del 20 aniversario de éste, insistió en la necesidad de que se haga una planificación conjunta de las aguas subterráneas y las superficiales pero estudiando previamente cómo responden los distintos acuíferos ante los episodios de lluvia o falta de ellas o el tiempo de resilencia.

Con todo ello, además de dar garantías a la población en caso de sequía, se podría controlar la extracción intensiva a la que están sometidos algunos de ellos y que los han llevado al límite. Una situación que, por ejemplo, en el caso de los acuíferos de la Sierra de Archidona y la cuenca de Fuente de Piedra llevó a la Administración a declarar su sobrexplotación y a restringir su uso.

Pero el estudio de las aguas subterráneas no podría entenderse sin el papel que juegan los humedales como elementos del patrimonio geomorfológico e hidrogeológico. El doctor en Ciencias Geológicas Luis Linares Girela, que también participó en dicha jornada, explicó que la mayor parte de los humedales tienen una estrecha relación con las aguas subterráneas y la alteración de los acuíferos, hasta tal punto que "su desconocimiento hace que se fijen perímetros inadecuados de protección de las lagunas o que se de adopten medidas de gestión que pueden suponer graves deterioros". De ahí que también insistiera en la necesidad de conocer el entorno hídrico de los humedales al existir "una gran variedad de modelos de funcionamiento".

Aún así, el presidente del CAS señaló que España es uno de los países con mayor grado de conocimiento hidrogeológico y señaló que la institución a la que representa pretende defender a las empresas y profesionales dedicadas al estudio de las aguas subterráneas y que "con la crisis han sufrido un tremendo varapalo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios