Los taxistas se movilizan contra el intrusismo y las multas de la Policía Local

  • Los más de 1.400 profesionales del sector de la capital están llamados a una concentración el próximo lunes y el día 23

Comentarios 15

El sector del taxi se moviliza. El aumento del intrusismo en los grandes puntos de negocio de la ciudad, como el puerto, el aeropuerto y la estación de trenes, y el escaso control que, según denuncian, ejerce la Policía Local sobre este fenómeno va a llevar a los más de 1.400 profesionales del volante a realizar paros y concentraciones de protesta el próximo lunes y el 23 de agosto, aunque la intención pasa por prolongar estas medidas todos los lunes del presente mes, pudiéndose extender a septiembre.

La determinación, respaldada por la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi y Taxi Unión, trae consigo la paralización del sector en las mencionadas jornadas entre las 9:00 y, al menos, las 13:00. El presidente del primero de los colectivos, Rafael García, apunta a la "piratería" como uno de los motivos de peso que ha dado lugar a esta movilización.

"Son reivindicaciones históricas que hemos planteado al Ayuntamiento", comenta García, quien insiste en la necesidad de que desde el Instituto Municipal del Taxi se ejerza un mayor control en la precontratación de los servicios que se generan, especialmente, en el aeropuerto. "La respuesta por parte del Ayuntamiento es que faltan policías locales y que harían rondas por esos puntos", comentó. Contestación que no satisface al sector. "No nos conformamos, porque la Policía Local tendría que estar velando por los intereses del sector y, sin embargo, el aeropuerto está desatendido", se quejó. Por ello, reclamó la creación de una unidad específica para esta zona, que no dependa, como ahora, de la comisaría de Churriana.

Pero no es el único asunto que molesta a los taxistas. Otro afecta directamente a su bolsillo: las numerosas multas que reciben los profesionales del sector cuando paran en doble fila o en carriles de autobús. "Hay un cochecito que no discrimina si trabajas o recoges a una persona, te saca la foto y te multa", comentó. El responsable de Aumat tilda de "increíble" la cifra de sanciones que reciben los conductores y precisa que en entre el año pasado y los primeros siete meses de 2010 tiene archivadas más de 500 sanciones, "pendientes de que nos den una solución". "Un compañero, cuando es multado, tiene que estar dos o tres días trabajando para poder pagarla", apostilló.

El tercer punto de las reivindicaciones de los taxistas recae en la necesidad de se paralice la posible revocación de licencias. "El Ayuntamiento ha pretendido comunicar a titulares de licencia, que quizá no tienen los requisitos, que tienen que cumplir esos criterios", dijo García, quien apuntó que esta situación afecta a unos 350 profesionales. "Nunca se ha pretendido regularizar el sector y ahora no se pueden dar 90 días para que esas personas normalicen su situación", expuso. A este respecto, recordó que el nuevo reglamento andaluz del sector marca 15 meses para transferir la licencia, mientras que las viudas que no ejercen la actividad disponen de cuatro años.

La visión que aporta el Ayuntamiento es bien distinta. El responsable del Instituto Municipal del Taxi, Francisco Gavira, destacó los esfuerzos que está realizando el Consistorio para poner coto al intrusismo y recordó ya se han adoptado medidas "que están funcionando". "No veo motivo para esta protesta", dijo. En relación con las multas impuestas por la Policía Local, Gavira quitó la razón a los taxista y apuntó que no se les pueden quitar las sanciones, como no se le quitan a cualquier otro ciudadano. En cuanto a la supuesta revocación de licencias, aseguró que no es el fin que persigue el Ayuntamiento, sino al regularización del sector conforme a lo marcado en el nuevo reglamento andaluz del taxi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios