Las altas temperaturas disparan la presencia de insectos en Málaga

  • Las empresas de control de plagas han recibido durante este mes más avisos de lo normal por cucarachas, hormigas y moscas · Expertos aseguran que se mantendrán hasta que llegue el frío

Comentarios 2

Son más habituales en los meses de primavera y verano, pero ha hecho tanto calor este otoño que muchos insectos aún siguen ocasionando serias molestias a la población. Las empresas de control de plagas no han parado de atender avisos por la presencia de cucarachas, hormigas, moscas y mosquitos en casas y edificios durante este mes. Y lo peor, según los expertos, es que hasta que no llegue el frío estas masivas poblaciones de cucarachas, hormigas, moscas y mosquitos no van a disminuir.

Todas estas especies tienen una gran facilidad para formar plagas debido a su estrategia ecológica que se caracteriza por tener un gran número de crías y un bajo índice de mortalidad. Y, aunque estas empresas aseguran que la presencia de estos insectos no llega a la categoría de plaga, sí reconocen que son más numerosos de lo normal.

Las que más problemas están ocasionando son las cucarachas. Este verano han sido muchas las llamadas que han recibido las empresas de fumigación, sobre todo, en industrias alimentarias y comunidades de vecinos. Lo más significativo es que estos insectos siguen siendo muy numerosos en estos momentos, a pesar de que su población suele disminuir significativamente cuando acaba la época estival.

Pero las altas temperaturas que están marcando las primeras semanas del otoño han favorecido su proliferación. Según el catedrático de Biología Animal de la Universidad de Málaga, Raimundo Real, la explicación es muy sencilla y es que la mayoría de los insectos conocidos como ectotermos necesitan de unas temperaturas ambientales cálidas para reproducirse "y si este año se están dando es normal que adapten su ciclo natural".

En cuanto bajen las temperaturas y llegue el frío esta situación cambiará. Los ejemplares adultos son los que dejarán de verse en la calle y en el interior de las viviendas, ya que las larvas de la mayoría de estos insectos sí pueden aguantar el invierno, según el experto.

Las moscas también se están beneficiando de las altas temperaturas para seguir desarrollándose en pleno otoño y las empresas de control de plagas han tenido que intervenir con frecuencia en las últimas semanas para atajar su proliferación, especialmente en zonas rurales y en puntos cercanos a explotaciones ganaderas.

La presencia de los mosquitos no está asociada, en cambio, al calor. Aunque las lluvias de las últimas semanas sí han hecho que aumenten sus poblaciones, ya que estos insectos aprovechan las aguas estancadas de las alcantarillas para reproducirse. Sólo en la provincia de Málaga hay siete especies distintas de mosquitos, todas hembras.

También las hormigas bajan su actividad reproductiva cuando acaba el buen tiempo, aunque en este caso como el invierno en Málaga es muy suave suelen encontrarse en las casas durante todo el año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios