Un terremoto registrado en el mar se deja sentir en Málaga

  • El seísmo tuvo una magnitud de 3,6 grados en la escala Ritcher y se produjo a las 8:01 frente a Fuengirola

Apenas había pasado un minuto de las 8:00 de ayer cuando una leve sacudida sorprendió a muchos ciudadanos en gran parte de la costa malagueña. El motivo fue un terremoto de unos 3,6 grados en la escala de Richter que tuvo su epicentro a más de 90 kilómetros de profundidad en los fondos marinos entre Fuengirola y Benalmádena. No duró más de unos segundos y al ser tan temprano la mayoría de la población casi ni lo notó. También influyó, según explicaron a este periódico fuentes del Instituto Geográfico Nacional, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, el hecho de que se produjese a tanta profundidad, cuando lo normal es que no sean a más de 10 ó 15 kilómetros bajo la superficie del mar.

Pero por raro que pueda parecer, lo cierto es que en esa zona del litoral malagueño son frecuentes los terremotos tan profundos y que hacen que apenas sean perceptibles en tierra. Aunque el de ayer sí llegó a notarse incluso en la capital malagueña y en otros puntos del interior, a pesar de haberse producido a unos 30 kilómetros de la costa.

La intensidad del seísmo fue de dos grados en la escala de Mercalli, es decir, cuando la sacudida es sentida sólo por pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios y algunos objetos suspendidos pueden oscilar. El fenómeno sísmico registrado ayer no ha sido el único que se ha sentido este año en la provincia de Málaga. El pasado 21 de abril un terremoto de apenas 3,2 grados en la escala de Richter tuvo su epicentro en Campillos y fue percibido en buena parte de los municipios colindantes.

El año pasado también se notó en Málaga un terremoto con epicentro en la localidad sevillana de Morón de la Frontera y que debido a los casi cinco grados que alcanzó se llegó a sentir también en todas las provincias colindantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios