Una testigo del robo en La Luz: "Disparó y se fue en una moto tan tranquilo"

  • La bala rozó a una mujer e impactó contra un teléfono, lo que hirió a dos personas

  • Vecinos señalan que huyó del banco sin botín

Eran pocos los vecinos de la barriada malagueña de la Luz los que ayer desconocían el episodio violento que el día anterior se había registrado en una sucursal bancaria situada en la avenida Isaac Peral. El asalto, que se saldó con tres heridos leves -un cliente y dos empleados- por arma de fuego y la detención horas después del presunto autor, ocurrió poco antes de la una de la tarde. Para algunos, el individuo, -un preso que se encontraba disfrutando de un permiso penitenciario- pasó desapercibido. A otros llamó sin embargo su atención la sospechosa serenidad con la que abandonaba la oficina, ataviado, según la descripción que aportaba una mujer, con un casco, unas gafas de sol negras y una sudadera del mismo color. "Disparó, salió tan tranquilo, como si no hubiera hecho nada, y se fue en una moto", recuerda esta testigo, que estaba en la puerta del banco.

Según las pesquisas, el supuesto autor de los hechos, un hombre de mediana edad, nacionalidad española y que ya tenía antecedentes previos por otros delitos contra el patrimonio, por lo que cumplía prisión, según fuentes policiales, llegó a efectuar un disparo. El proyectil rozó en el brazo a una clienta que se encontraba en el interior e impactó contra un teléfono, lo que produjo heridas, de carácter leve, a dos personas.

"Vi salir corriendo a cuatro mujeres. La gente se asustó", cuenta otra testigo

En palabras del responsable de uno de los comercios de la zona, un hombre había entrado en la sucursal bancaria -que ya había sido asaltada anteriormente- poco antes del atraco para pedir una libreta de ahorro a la interventora, que supuestamente no podía proporcionársela. Se investiga si pudo ser la misma persona que después volvería a la oficina, esta vez con una pistola en la mano. Otra testigo añadió que, al entrar, el encapuchado advirtió que estaba cometiendo un atraco, pero escapó sin el botín. "Yo estaba sentada fuera y vi salir corriendo a cuatro mujeres. Aunque una de las que estaba dentro llegó a pensar que se trataba de una broma, la gente se asustó cuando disparó en el teléfono", señalaba. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Científica. Los sanitarios de la ambulancia que acudió atendió a varios de los clientes.

La Policía Nacional desplegó un dispositivo que pronto dio sus frutos. En torno a las 21:00, fue arrestado el presunto asaltante, al que los investigadores atribuyen un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con violencia. En la zona de San Andrés intervinieron el ciclomotor en el que supuestamente huyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios