"Son los que tiran de la clase"

  • El director de Secretariado de Alumnos y profesor de Historia destaca el entusiasmo y sentido del deber de los alumnos mayores

"Los estudiantes mayores son entusiastas, muestran un compañerismo destacable y una responsabilidad y sentido del deber dignas de elogio". En estos términos define la actitud de los alumnos de más edad Francisco Sánchez, director del Secretariado de Alumnos de la UMA y profesor de Historia.

El portugués Paulo Rodrigues parece querer apuntalar esta definición cuando explica cómo es su plan de estudio: "Cada día le dedico diez horas, incluidas las clases", cuenta en la biblioteca de Derecho de la UMA mientras despliega con letra menuda esquemas inacabables en hojas de papel de tamaño A-3.

Paulo recuerda que los dos primeros cursos acudía a la Facultad por las tardes, horarios en los que se matriculan la mayoría de los alumnos de más edad. Después se cambió al horario matutino. "Los más jóvenes tienen una memoria fotográfica magnífica, pero los mayores tienen más capacidad para procesar las ideas y los conceptos, de modo que al final tanto con unos como con otros el nivel y la competencia es muy elevado".

"Ponen el listón muy alto", agrega Francisco Sánchez. Si proporcionalmente son Bellas Artes y Ciencias del Trabajo las que tienen más estudiantes de más de 30 años, en términos relativos las humanidades se llevan la palma.

"Mi percepción es que las humanidades son muy demandadas porque satisfacen las aspiraciones personales que puedan traer estos alumnos. La mayoría ya han cubierto las parcelas fundamentales de su vida profesional y laboral y ahora quieren completar su conocimiento. Muchos también proceden de titulaciones técnicas y buscan en la universidad cultura general".

¿Cómo se interrelacionan los mayores en clase? Francisco Sánchez explica que su integración con los jóvenes es perfecta gracias, en gran medida, al altísimo sentido del compañerismo que tienen. No obstante, los más talludos tienden a formar sus propias pandillas. "Tienen más cosas en común y son estas afinidades las que favorecen, por ejemplo, que luego vayan juntos a tomar el café. Sin embargo, después, en la mecánica del aula son los que tiran de la clase, aún cuando a veces demanden alguna atención específica o alguna ayuda determinada en algo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios