El turismo en la costa será clave en la recuperación económica andaluza

  • BBVA prevé un aumento del PIB regional del 0,6% en 2014, tres décimas menos que la media española Vienen más turistas nacionales por el descenso de precio hotelero

El turismo en la Costa del Sol tiene un importante peso en la economía regional y, de nuevo, va a ser una de las claves para que Andalucía pueda, al fin, salir de la crisis y crecer. Representantes de BBVA Research -el grupo de investigación de esta entidad bancaria- indicaron ayer que la economía andaluza acabará este ejercicio en números rojos, pero será el último de un desastroso lustro, pues es probable que en el último trimestre se concluya en cero y que en 2014 el Producto Interior Bruto (PIB) crezca un 0,6%.

"Hay un punto de inflexión en 2013 y empezamos a notar las primeras señales positivas", aseguró Miriam Montañez, economista de BBVA Research de la dirección Territorial Sur, en la presentación del informe Situación Andalucía que tuvo lugar en el hotel NH ante unos 150 empresarios y directivos de Málaga y otras provincias.

Esta experta justificó ese cambio de tendencia en dos aspectos. El primero es el buen comportamiento del turismo, un sector en el que la Costa del Sol es la principal protagonista. Montañez explicó que vienen más turistas porque "desde 2008 la caída del precio hotelero en Andalucía ha sido más acusada que en el resto de España, lo que nos hace ser más competitivos". En este sentido, ha sido especialmente significativo y "beneficioso para Málaga" el hecho de que no solo ha aumentado el número de turistas extranjeros como viene ocurriendo en los últimos años, sino que, pese a la crisis, el viajero nacional también está bajando a Andalucía e incluso en incrementos porcentuales superiores a los foráneos en los últimos trimestres. A eso hay que añadirle el efecto coyuntural de los conflictos sociales en Egipto, Túnez o Turquía, que han provocado el trasvase de turistas desde esos destinos a la Costa del Sol y otros puntos de la comunidad autónoma. Son, como dicen los profesionales del sector, turistas prestados, pero es tal la incertidumbre en esos países que podrían pasar a ser fijos.

El segundo aspecto que explicaría por qué Andalucía puede ir, poco a poco, saliendo de la crisis es que las exportaciones llevan varios años acumulados de subidas y todo parece indicar que continuarán. De hecho, Montañez afirmó que "la exportación andaluza es ahora más competitiva vía precios que en años anteriores" y que las empresas de esta región llevan varios semestres diversificando tanto su producción como el número de mercados a los que vender.

Andalucía exporta más que antes y eso se debe a que los empresarios han tenido que buscarse la vida en el exterior ante la falta de demanda interna, y a que la economía mundial sí está creciendo, pese a que Europa y EEUU no lo hagan. Pep Ruiz de Aguirre, economista principal de BBVA Research España, subrayó que el PIB mundial ha tenido una desaceleración en los años de crisis, pero siempre con crecimiento y que en 2014 habrá un nuevo impulso hasta un 3,6%. Hay países, por tanto, cuyas economías están funcionando bien y que compran productos y servicios andaluces, lo que le ha servido a esta comunidad como un salvavidas para no ahogarse entre tanta penuria y tristeza local. Las previsiones son optimistas, pero con matices. BBVA estima que la economía andaluza disminuirá en 2013 un 1,6%. Son tres décimas menos que lo previsto en su anterior informe, pero aún así es un correctivo importante. Si se confirma que se va poco a poco saliendo del túnel y en 2014 se crece un 0,6%, Ruiz de Aguirre recordó que es un impulso "débil e insuficiente para crear empleo, pero es una señal distinta porque no vemos esa tasa desde antes de la crisis".

Otro aspecto a tener en cuenta es que Andalucía crecería tres décimas menos que España, que lo haría en un 0,9%, el año que viene. El culpable es el "desequilibrio andaluz", que estos expertos traducen principalmente en su amplia tasa de desempleo . "A lo largo de la crisis la posición de Andalucía ha mejorado, en general, más rápidamente que la de otras comunidades, en parte gracias al diferencial positivo mostrado en términos del sector exterior, una corrección más rápida del esfuerzo de acceso a la vivienda o de los niveles de apalancamiento del sector privado. No obstante, estas mejoras no son suficientes para que Andalucía adelante posiciones respecto a otras comunidades autónomas, sobre todo cuando se tiene en cuenta su elevada tasa de paro. Este conjunto de desequilibrios que aún afectan a la economía andaluza continúan suponiendo una restricción para su recuperación, cuando menos a corto plazo", añadieron.

Nadie se puede, como precisó Ruiz de Aguirre, "dormir en los laureles" porque Andalucía, según estos técnicos, tiene aún grandes retos por superar como seguir con su consolidación fiscal, mantener el compromiso del cumplimiento del déficit, reducir la tasa de paro y la temporalidad de los contratos, diversificar la actividad productiva, y aumentar el tamaño de las empresas.

La economía andaluza y española, como indicaron los expertos de BBVA, "va de menos a más" hasta el punto que, según dijo Ruiz de Aguirre, "hemos recuperado lo perdido durante la crisis en cuatro años". No obstante, la situación actual no tiene nada que ver con la de antes de la crisis. Ha habido, además de millones de despidos, una considerable moderación salarial y un aumento de la productividad. El economista principal de BBVA Research España destacó que "se mantienen estables las nuevas operaciones de crédito", pero reconoció que "para que la inversión tire hace falta crédito".

Pese a que la prudencia es en estos momentos una virtud, hay otro elemento que invita al optimismo. BBVA hace encuestas trimestrales a los gestores de su red de oficinas y, por primera vez desde 2008, se incrementa el número de personas que piensan que la economía va a mejorar. Dicen los expertos que es fundamental que los consumidores recuperen la confianza y, tras años de sequía, todo apunta a que vuelve a entrar oxígeno en unos pulmones muy castigados durante cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios