Una vecina se enfrenta a la tercera orden de derribo de su vivienda

Es la tercera vez que Rosa Gálvez debe hacer frente al derribo de su vivienda. Una sentencia firme desde 2008 ordenó la demolición del apartamento al hallarse en suelo no urbanizable en la zona de Puerto Gómez, en Alhaurín el Grande. Hasta el momento ha conseguido burlar la orden de derribo en dos ocasiones, la primera en el pasado mes de abril gracias a la movilización de los vecinos del pueblo y de la plataforma Stop Derribos; la segunda tuvo lugar el pasado mes de octubre, pero en esta ocasión fue la propia empresa encargada de la demolición quien se negó a llevar a cabo la orden.

La nueva fecha de derrumbe está prevista para mañana miércoles a las 9:00 horas. Gálvez ha preparado sus maletas, junto a su marido y su hija, pero denuncia que se trata de una "injusticia", pues "otras muchas casas tampoco cumplen con la ley y sin embargo no cuentan con orden de derribo", expresó. La vivienda fue construida en el año 2006, en un terreno familiar donde, para la nueva construcción, hubo que echar abajo un antiguo edificio sobre el que levantar los nuevos cimientos. Ya entonces el Seprona abrió un expediente a sus propietarios pero, asegura, "en ningún momento nos paralizaron las obras". Por su parte, la Plataforma Stop Derribo ha convocado a los vecinos a partir de las 8:30 para impedir que Gálvez pueda quedar en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios