La velocidad y el alcohol causan la pérdida de más de la mitad de los puntos

  • Cerca de 250.000 malagueños han sido penalizados desde que en 2006 se instaurara el nuevo carnet de conducir

Hace nueve años que se puso en marcha el carnet de conducir por puntos. En este periodo, los malagueños han perdido 846.254 puntos siendo el exceso de velocidad y la conducción etílica los principales motivos de esta retirada con un 24,7% y un 29,8% del total de puntos restados, respectivamente. Les siguen el uso del teléfono móvil (13,9%) y no ponerse el cinturón de seguridad (15,1%), según los datos presentados ayer por el subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández, y la jefa provincial de Tráfico, Trinidad Hernández. Otras causas frecuentes son circular sin casco en motocicleta (2%), hacerlo sin la licencia adecuada (3,9%) y no respetar las señales de stop (2,8%). En estos nueve años han sido sancionados 246.107 malagueños. A pesar de esto, están por encima de la media en cuanto al número de personas que mantienen su carnet intacto. El 76% de los conductores de la provincia conserva todos los puntos de su licencia, frente al 73% de la media nacional.

La jefa provincial aprovechó la rueda de prensa para realizar balance de la accidentalidad durante este primer semestre. En ese periodo de tiempo, se produjeron diez muertes en las carreteras malagueñas por los 14 del mismo periodo del pasado ejercicio, a pesar de que el tráfico ha aumentado un 4%. "Es un año de éxito", recalcó la jefa provincial.

Continúa así un descenso constante, aunque cada vez más leve, de muertes en las carreteras malagueñas. Lejos quedan ya esos 93 fallecidos de 2005 y los 90, de 2006. No obstante, el 80% de esas muertes se produjeron en vías secundarias. Dato que demuestran que las carreteras convencionales continúan siendo las más inseguras. "Lo más triste de todo es que de los diez fallecidos, seis han sido en motocicleta. Tenemos que plantearnos si algo estamos haciendo mal, no solo la DGT, sino todos", dijo. Otra nota negativa es el envejecimiento de los vehículos. En 2014, la edad media de los coches que circulaban por las carreteras malagueñas era de 12 años de antigüedad, mientras que ahora alcanza los 13,2.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández; la jefa provincial de Tráfico, Trinidad Hernández; y el capitán de la Agrupación de Tráfico, José Antonio Montes, presentaron ayer el paquete de medidas especiales que la DGT llevará a cabo a lo largo de este verano. La primera fase de los dispositivos comenzó ayer viernes por la tarde y acabará mañana a las 0:00. Coincidiendo con la primera operación salida de este verano de 2015, la DGT prevé 170.000 desplazamientos de largo recorrido en la provincia para esta fase inicial. "Las mejores herramientas para evitar los accidentes son la prudencia y la prevención", insistió Trinidad Hernández. También reiteró la peligrosidad de las carreteras malagueñas durante las épocas estivales por "la gran intensidad y congestión del tráfico y por el aumento de la conducción nocturna". La Dirección General de Tráfico dispondrá de dispositivos especiales durante todos los fin de semanas de julio y agosto, intensificándolos durante los primeros y últimos fines de semana de cada mes dando lugar a las llamadas operaciones de Salida y Retorno. Para ello, reforzarán la vigilancia en treinta tramos de la provincia mediante la colocación de radares móviles y el uso de un helicóptero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios