El visado de pisos se triplica en los seis primeros meses del año

  • Hasta junio son 875 los proyectos, frente a los 284 del mismo periodo de 2014 La Costa del Sol occidental, el epicentro de la mejoría

Tras casi ocho años instalado en el lodo, el sector inmobiliario en la provincia de Málaga parece levantar ligeramente el rostro. Aunque con las reservas propias de una primera mejoría del enfermo, los datos objetivos dados a conocer ayer por el Colegio de Arquitectos constatan un crecimiento superior al 200% en el impulso de nuevas viviendas en el mapa malagueño en los primeros seis meses del año. Las estadísticas más recientes, correspondientes al segundo trimestre del año, cifran en 605 las unidades residenciales de nuevo cuño, que sumadas a las 270 del periodo anterior, hacen un total de 875 hasta el mes de junio. En el mismo periodo de 2014 fueron 284 las actuaciones, cerrando ese ejercicio con 798 pisos visados.

Desde el punto de vista de los expertos, la conclusión que ofrecen estas estadísticas es que el sector "ha tocado fondo". "Es cierto que más al fondo de lo que había estado era muy difícil ir, pero es de destacar que se acumulan cuatro cuatrimestres consecutivos con una mejoría en los datos de visados", expone Antonio Vargas, el ya ex decano de los arquitectos malagueños. No obstante, Vargas no esconde que la realidad mejorada sigue estando muy lejos de la etapa gloriosa del ladrillo en la provincia. "Las cifras apenas son el 3% de lo que se manejaba en el año 2003", recuerda.

"No hemos abandonado la crisis, otra cosa es que se note un mayor movimiento que en etapas anteriores", insiste. Esta agitación tiene un espacio propio: la Costa del Sol occidental. Y un producto residencial particular: las viviendas unifamiliares. Las mismas suman 237 unidades, frente a las 352 de proyectos plurifamiliares. "Hay un aumento del 30%, lo que pone en consideración que existe un cierto optimismo entre ciertas clases, con capacidad económica suficiente como para aprovechar el momento y comprar", añade el ex decano del Colegio de Arquitectos.

Desde el punto de vista geográfico, Marbella emerge como gran plaza en el impulso de viviendas en el segundo trimestre del año, con 151 unidades (58 de ellas unifamiliares y 93 plurifamiliares). Tras este municipio, Fuengirola acumula 61 nuevos proyectos; Rincón de la Victoria, 50, y Málaga capital, 47. En este último caso, hay que añadir otras 16 viviendas de protección oficial (VPO) impulsadas en los meses de abril, mayo y junio. Las únicas en la provincia.

Otro de los aspectos negativos que constatan los datos es que la terminación de viviendas sigue descendiendo. Frente a las 613 casas acabadas en los primeros seis meses de 2014, en el mismo periodo de 2015 se cuentan 555 (346 de ellas entre abril y junio), lo que supone una caída del 10,4%. La comparativa es incluso peor si se toman como referencia los primeros seis meses de 2013 (1.047), 2012 (2.298), 2011 (1.918) y 2010 (4.777).

"Eso implica que sigue existiendo un problema de metros cuadrados de edificios a medio hacer en la provincia, lo que afecta al sector", añade Vargas. Por municipios, Benalmádena es el que mayor número de unidades unifamiliares y plurifamiliares ha visto terminadas en los últimos meses, con 76; seguida de Málaga capital, con 70; Estepona (37), Alhaurín el Grande (17), Ojén (16), Torrox (14) y Marbella (13).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios