Amrabat vs. Husillos

  • El atacante holandés regresa por primera vez a La Rosaleda, donde repuntó su carrera

  • Es el futbolista que procuró más sudores al nuevo director deportivo para sus cesiones y fichaje

Nordin Amrabat sale del aeropuerto de Málaga con sus pertenencias. Nordin Amrabat sale del aeropuerto de Málaga con sus pertenencias.

Nordin Amrabat sale del aeropuerto de Málaga con sus pertenencias. / m. h.

Estos días, Mario Husillos le ha robado protagonismo a Míchel en la primera plana. De manera inconsciente, ha hecho un favor al técnico, le ha restado exposición pública de cara al trascendental choque de pasado mañana. Aunque todo volverá a su curso natural durante el choque contra el Leganés, un viejo conocido del nuevo director deportivo estará enfrente como rival. Y no es cualquiera. Nordin Amrabat regresa. Uno de los mejores fichajes de la era reciente. Y uno de los que más sudor y horas de teléfono le costó al sustituto de Arnau en los despachos.

Corría el mercado invernal de la temporada 14/15, se coqueteaba con los puestos de descenso y Bernd Schuster tenía demanda de atacantes. Llegó Ezequiel Rescaldani y la idea era complementar la delantera con Thievy. Cuando parecía hecha la llegada del franco-congoleño, todo se torció a última hora. El recurso alternativo fue el jugador holandés del Galatasaray, donde la falta de oportunidades que le daba Roberto Mancini echó un cable. Se hizo todo muy rápido, tanto como lo que tardó el versátil atacante en meterse a la gente en el bolsillo en su debut, ante el Sevilla. Entonces, mostró algunas de las características que bien le definen: perfecto manejo del cuerpo, explosividad y desborde. Ahí comenzó un idilio que duró hasta la ventana invernal de la campaña 15/16, cuando las necesidades llevaron a traspasarlo al Watford por algo más de ocho millones.

Husillos considera que fue una de sus mejores gestiones en el Málaga durante su último periodo como director deportivo. En su primera cesión se consiguió una opción de compra por él, cifrada en 3,5 millones de euros, si bien no hubo manera de pagarlos en verano. Pero tras semanas y semanas de gestiones, así como más de un viaje a Estambul, el dirigente logró ampliar su cesión una temporada más, ya para ponerse a las órdenes de Javi Gracia. Acabó la campaña volviendo a ser un factor diferencial en el plantel y al término de la misma, esta vez Husillos sí logró que el departamento financiero diera el ok al pago de la opción de compra. 3,5 millones e incontables horas de esfuerzo dieron con la propiedad del internacional con Marruecos.

Fue más la añoranza por Amrabat que su rendimiento en el Watford con Quique Sánchez Flores. De hecho, no terminó de agarrar continuidad con él pese a solicitar su fichaje. Así que el atacante pidió su vuelta a España para tener continuidad. Sobre la mesa de Arnau estuvo su nombre y la posibilidad de la vuelta, pero los números no cuadraban y habrían mermado otras opciones prioritarias. El Leganés, carente de atacantes, se lanzó por su préstamo. Así que pasado mañana será rival del Málaga por primera vez. Y aunque no es titular con Asier Garitano, sí parece el jugador 12. Y viene de dar un par de asistencias con Marruecos ante Gabón. Un viejo amigo. Un rival, pero no un enemigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios