málaga CF

Bueno, el tercer hombre

  • El atacante madrileño llegaría cedido hasta final de temporada por el Oporto, que lo tenía en su filial entrenándose

  • La dirección deportiva está esperando el visto bueno del presidente Al Thani

Alberto Bueno pugna con Gabi en un partido entre el Atlético de Madrid y el Leganés de la pasada temporada. Alberto Bueno pugna con Gabi en un partido entre el Atlético de Madrid y el Leganés de la pasada temporada.

Alberto Bueno pugna con Gabi en un partido entre el Atlético de Madrid y el Leganés de la pasada temporada. / efe

El tercer hombre tiene nombres y apellidos. Alberto Bueno Calvo (Madrid, 20 de marzo de 1988) está a punto de convertirse en el nuevo refuerzo del Málaga en este mercado de fichajes, tal y como apuntó Onda Cero Málaga el jueves y pudo confirmar este medio. ¿Qué falta? Pues en un principio, tal y como se informa desde Martiricos, sólo el visto bueno del presidente, Abdullah Al Thani.

El futbolista madrileño llegaría cedido procedente del Oporto hasta final de temporada, con un coste económico más que asumible por el club de La Rosaleda. Bueno y el Málaga están de acuerdo en todo a expensas de la autorización final de Al Thani. Así que Mario Husillos podría tener cerrado al tercer fichaje de invierno en las próximas horas.

Bueno, que fue fichado por los dragones en 2015 libre procedente del Rayo Vallecano, firmó un contrato que le ataba (y le ata) a los lusos hasta 2020. Pero este verano, después de haber jugado a préstamo tanto en el Granada como en el Leganés la pasada campaña, regresó a Portugal. Allí fue obligado a ejercitarse -a pesar de rondar las treintena- con el Oporto B. Así que para todos es, en principio, una buena operación, si bien habrá que ver en qué estado de forma se encuentra el delantero. Porque la necesidad del Málaga es inmediata.

A Bueno le conocen perfectamente tanto Míchel como su segundo, Juan Carlos Mandiá. El punta estuvo en el Real Madrid Castilla que descendió a Segunda División B en la temporada 2006-07 con el entrenador del Málaga en el banquillo. De hecho, hasta se enfrentó a los blanquiazules ese año en un partido disputado en Valdebebas. En aquel vestuario coincidió con futbolistas como Mata, Negredo, Borja Valero, De la Red, Granero, Sergio Sánchez, Kiko Casilla, Javi García, Codina, Parejo, Callejón, Adán y los malaguistas Miguel Torres y Adrián González. En la 2007-08, ya en Segunda B, su técnico fue Mandiá. En la 2008-09 debutó con el primer equipo del Real Madrid, jugando seis encuentros contando Liga, Copa y Champions League.

Del Madrid acabó saliendo al Valladolid, completando tres temporadas y siendo especialmente buena para él la última (2012-13), disputando 33 partidos y marcando cinco goles. Y aún mejor le fueron las cosas en el Rayo Vallecano. En la 2013-14 gozó de 37 partidos y consiguió 11 goles. Un año después llegó a los 17 en 36 jornadas. Después de brillar en Vallecas fichó por el Oporto, frenándose en seco su carrera.

El último curso no fue tampoco una maravilla para Bueno. Con el Granada jugó 17 partidos entre Liga y Copa, marcando un gol. El 21 de enero jugó como nazarí ante el Espanyol y el 4 de febrero ya defendía al Leganés en el estadio del Atlético de Madrid. 11 partidos de pepinero y también un solo tanto. Los números no acompañan a este atacante que no es un delantero centro puro, aunque pueda actuar ahí. Es algo más versátil. Más bien un mediapunta o enganche que también puede caer a banda.

De terminar de confirmarse su fichaje, sería el tercer refuerzo invernal del Málaga. Husillos trajo a Ignasi Miquel del Lugo para reforzar la defensa (por la lesión de Juankar), a Iturra del Necaxa y, si nada raro ocurre con el jeque, a Bueno. A pesar de todo, sigue necesitando un delantero centro con gol. Y tampoco se descarta un quinto pasajero que apuntale el centro del campo blanquiazul.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios