MÁLAGA CF | ESPANYOL

"Estabilidad" como objetivo

  • Míchel define como "tremendamente importante" el choque ante el Espanyol y asegura que el grupo está "estupendo" anímicamente

  • Critica la movilización de aficionados el mes pasado

Míchel conversa con Demichelis durante el amistoso del jueves en La Línea. Míchel conversa con Demichelis durante el amistoso del jueves en La Línea.

Míchel conversa con Demichelis durante el amistoso del jueves en La Línea. / erasmo fenoy

Comentarios 1

Las circunstancias aprietan y mucho al Málaga, así que la cita de hoy es otra más para sumar de forma obligatoria. Lo asume Míchel, quien en sala de prensa atribuía particular peso a lo que ocurra ante el Espanyol. "El partido es tremendamente importante para reengancharnos a una zona donde hay que llegar como sea y es a través del triunfo. Después de perder ante el Alavés, la situación era complicadísima y así seguimos. Nada más que tenemos la referencia de este partido para conseguir lo que perseguimos, que es tener algo de estabilidad", apuntó.

El equipo acusará las bajas de Adrián, por sanción, y de Rolan, que pasa "una situación como la del último mes, que tiene molestias después de los partidos y tiene que parar" y estará al menos "dos semanas" fuera. Además, el técnico añadía la duda de Borja Bastón para la convocatoria que se dará hoy. Sobre el once, poco en claro, pues no aseguró la presencia de Iturra. Y delante, un Espanyol al que Míchel elogia: "Es un buen bloque, un equipo muy al estilo de Quique y con jugadores arriba de gran calidad como Sergio García, gran definición como Gerard Moreno, velocidad con Baptistao y Piatti... Es extraño que estén abajo en la tabla".

Acaba el parón navideño, pero el equipo prepara el choque desde el pasado día 28 de diciembre en su vuelta a los entrenamientos. Un día que recordarán los futbolistas y no por su intensidad, sino por la protesta de un centenar de aficionados que se acercó al estadio de atletismo. Movilización a la que Míchel intenta quitar quierro. "Realmente los medios les disteis más importancia porque estuvisteis más que en cualquier otro entrenamiento. Os dejasteis llevar por el sentimiento de la afición porque estamos contrariados", decía el preparador malaguista.

En su intervención intentó suavizar, pero las acusaciones de estos aficionados no sentaron nada bien al madrileño, muy crítico con el acto: "Con todos mis respetos, y ojalá se entienda lo que quiero decir, pero el 80% de los que había eran menores de edad y los demás tienen sus opiniones. Me paré a hablar, pero también es cierto que no tenían intención de escuchar. Más allá de eso tienen sus razones respetables seas menor o mayor. Algunos la pierden insultando, pero eso no lo vamos a cambiar en este mundo del fútbol, y más allá de eso les di mis razones".

Lo que más incordia al madrileño, no obstante, son las acusaciones sobre su plantilla y una carencia de tensión: "Puedo permitir que cuestionen nuestra capacidad, pero no puedo admitir que se cuestione personalmente una falta de actitud. Hacemos lo que podemos y con eso no nos alcanza, pero trabajamos duro toda la semana. Uno de los argumentos era que entrenábamos poco porque lo ponían en Twitter, pero eso me parece poco razonamiento".

Han sido semanas accidentadas entre la movilización y una derrota ante el Hamburgo que trae fantasmas pre navideños. Aun así, el míster asegura que su equipo está anímicamente en forma para afrontar este choque de vital importancia ante el Espanyol. "Precisamente lo estaba comentando en el vestuario y estamos estupendos, bien. Los jugadores, más allá de la tristeza y los malos resultados que vivimos y tendremos que seguir viviendo, no cejan en su empeño y por supuesto entrenan al máximo dentro de nuestras cualidades, igual que el entrenador. A lo mejor no sabe más pero yo lo intento con todo lo que puedo y los últimos entrenamientos han sido realmente buenos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios