málaga cf | sevilla

José y el pan de los pobres

  • El técnico del Málaga es claro acerca de las jugadas a balón parado y zanja la polémica de los penaltis

José González, junto a Cortijo y Pellicer ayer en el césped de La Rosaleda. José González, junto a Cortijo y Pellicer ayer en el césped de La Rosaleda.

José González, junto a Cortijo y Pellicer ayer en el césped de La Rosaleda. / javier albiñana

"El balón parado es el pan del pobre". La frase es espectacular. Y no, no es de ningún gurú del fútbol. No es de un Valdano o de un Guardiola. Es de un currante del balompié como José González. En su librillo estas acciones están marcadas con rojo. No puede ser de otra manera. Muchísimos equipos saben que es la única manera de competir cuando falta calidad en otras tantas áreas del juego. "Me gusta trabajar con convencimiento pleno, ya desde el primer día estudiamos nuestro partido para corregir errores y hoy [por ayer] vimos cortes del Sevilla para que el jugador sepa que lo que va a producir en el entrenamiento es fructífero". Precisamente por ello a González le duele especialmente cómo le han llegado al Málaga la mayoría de los últimos goles: "Incidimos en la estrategia defensiva porque van dos palos seguidos, porque nos están haciendo más daño del que debería. ¿Los goles de Bilbao? El primero es grave. Y en el segundo se repite lo del Valencia con un córner. Eso sin contar el error del penalti, que en un equipo profesional no se puede permitir".

Por eso José le ha dado dos palizas de vídeo a sus hombres en las últimas horas. Su manera de afrontar la situación, su apuesta futbolística del juego directo le obliga a prescindir de fichas que en otro tablero serían imprescindibles. Pone el ejemplo de Juanpi: "Yo confío en Juanpi, si el equipo estuviera en otras circunstancias Juanpi sería titular, pero ahora que no puede aparecer tanto, se tiene que adaptar. En otro fútbol sería indiscutible, lo tienen todo el chaval y a ver si mañana [hoy] aporta". Dejando entre ver que puede jugar.

Por otro lado, José se congratula de que los rivales le estén dando vida. Sabe que es una guerra de cuatro: "Puede haber crisis de última hora de algún equipo que se le haga larga la temporada, pero a día de hoy somos cuatro equipos. Los resultados nos hacen estar vivos, con estos puntos en otra liga sería impensable. Tenemos la esperanza de que una victoria cambie la dinámica, la sensación es estar cerca de ganar en algunos partidos. Pero lamentablemente se repite la historia".

El gaditano sabe que el partido con el Sevilla es "especial". Ha estudiado al rival y espera cambios: "Por las tarjetas tienen obligación de cambiar: Sergio Escudero, Jesús Navas… Sus bandas son bastante profundas. Tendrán compañeros que querrán entrar, igual que nosotros, que también tenemos muchas bajas. Pero los que están pelearán con nosotros. La plantilla del Sevilla es muy extensa. Espero a un Sevilla que toca mucho, con mucha confianza con el balón, con calidad, posesión... y espero que con poca profundidad".

Para cerrar, otro nombre propio, Borja Bastón: "Está entrenando fenomenal, otro en sus circunstancias podría bajar los brazos. No tengo ni un pero que ponerle. Y, si le toca entrar, desearía que la gente le diera su apoyo porque está demostrando que quiere jugar y aportar. En una situación de ostracismo es difícil, podría cerrar etapas y pensar en el año siguiente, pero cuando uno te demuestra que entrena bien, con valores físicos de por medio, es que te está llamando a la puerta y es muy positivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios