málaga cF

Kameni rompe viejas redes

  • Habla claro de cómo fue su salida y de la situación actual de club y equipo

  • "En el Málaga se han hecho las cosas mal, los culpables del descenso son todos, de arriba hacia abajo", dice

Kameni, posando para 'Málaga Hoy' en el Ciudad del Málaga. Kameni, posando para 'Málaga Hoy' en el Ciudad del Málaga.

Kameni, posando para 'Málaga Hoy' en el Ciudad del Málaga. / JAVIER ALBIÑANA

Su salida fue una de las más traumáticas del pasado verano en el Málaga. Hablamos de Carlos Kameni, un ídolo entre los aficionados, que tuvo que irse al Fenerbahçe obligado por las circunstancias. El camerunés, pese a todo, sigue sintiéndose malaguista y lamenta todo lo que ha pasado en Martiricos en los últimos 15 meses. Cuando toca hablar de culpables, el portero no quiere hacer sangre, pero dice lo ya sabe todo el mundo. "No se trata de señalar. Todos son culpables. Desde los futbolistas a la directiva. Eso viene de arriba hacia abajo. El descenso es un palo gordo. En diciembre fui a visitar a compañeros y a Los Pichitas (los utilleros). Se veía que el tema pintaba mal. Pensaba que iban a remontar pero no pudo ser. Harán cosas para volver a Primera", aseguró en los micrófonos de SER Málaga.

"En el Málaga las cosas se han hecho muy mal... Ahora se puede decir que lo han hecho muy mal porque han descendido. Si hubieran hecho una temporada buenísima no estaríamos hablando de que se han equivocado", dijo no sin parte de razón Kameni, que asegura que no ha vuelto a hablar con el presidente o sus hijos.

"Hay que mantener un bloque sólido, pero hay nóminas muy altas para Segunda""No, no jugaría en Segunda con el Málaga a pesar de todo el cariño que le tengo""Me dolió salir, hasta el último momento pensé que Míchel cambiaría de opinión conmigo"

Kameni se muestra absolutamente sincero hablando del futuro. No engaña. No se ve en Segunda: "De momento no, estoy en el Fenerbahçe jugando para ganar títulos, de Liga o Copa. Con todo el cariño que tengo al Málaga, a Segunda, no". Sobre el ascenso, apunta a la fórmula del trabajo: "Hay que trabajar muy bien y para eso está Mario Husillos, que conoce muy bien la Liga y sabe cómo se mueve el tema. No será nada fácil. Hay que mantener un bloque sólido. Pero habrá que hablar de nóminas. De jugadores que tienen fichas importantes para Segunda. Tendrán que hacer muy bien las cosas. Pero desarmar al equipo puede ser un peligro y habrá que buscar un término medio. El Málaga necesitará buscar jugadores con carácter".

No se escondía en el campo y no lo hace tampoco ahora cuando tiene que tocar temas espinosos. Su salida del Málaga, contada por él. "Me dolió bastante. Cuando renové pensaba retirarme en el Málaga. Como saben, tuve la oferta del Watford. Pero no me planteé el cambio porque tenía a mi familia establecida y contenta. Me hubiera gustado haber tenido información directa del entrenador (Míchel) o del director deportivo (entonces era Francesc Arnau) antes de acabar la Liga de decir 'ya no te queremos y habrá que buscar soluciones'. No me dijeron nada. Se aprovecharon de la oferta del Fenerbahçe para mover la pieza y cerrar la salida. Arnau me dijo que Míchel había pedido buscarme una salida y no sabía cómo decírmelo porque es quien me había renovado por cuatro años. Pensaba que hasta el último momento el míster iba a cambiar de opinión. Pero tenía claro que quería a Roberto y yo debía salir. No había opción para competir. Debía salir. Esto me dolió mucho".

Pero eso ya es pasado y ahora su vida está en Turquía. "Fue una adaptación rápida. Estambul es una bonita ciudad. El único problema que podemos tener es el tráfico. Se vive muy bien. El Fenerbahçe es el mejor equipo de Turquía. Es un club señor que lo pone todo a disposición del futbolista para sentirse bien. En Estambul hay lado europeo y lado asiático Si tienes una cita a las diez tienes que salir a las ocho porque hay un atasco que te mueres. Yo me llevo bien con todos. Como siempre. Soldado, Isla, los turcos, los sudamericanos, los que hablan francés…", narró Kameni que vuelve a tirar de sinceridad cuando admite que en lo deportivo no le ha ido como esperaba del todo: "¿Mi temporada? Regular porque empecé de suplente. Me quitaron sin razón. Jugué algunos partidos de Copa y pocos de Liga. Una experiencia nueva. Tengo dos años más de contrato. Mi familia está bien y el club, contento conmigo". Kameni en estado puro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios