El Málaga no arranca

  • El equipo de Míchel suma una nueva derrota en pretemporada tras un error garrafal de Cengo

  • Mula, Kuzmanovic y En-Nesyri, reforzados pese a ello

  • Sigue faltando creación

El Málaga no arranca El Málaga no arranca

El Málaga no arranca

Como si de un coche viejo se se tratase, al Málaga en esta pretemporada le cuesta arrancar. Tiene un ruido raro cuando giras la llave y le fuerzas pese a que todo aparentemente está bien. Míchel cuenta con buenas piezas, algunas nuevas y otras con bastante uso pero que siempre cumplen con garantías. Todo está correcto -sin olvidar las dos piezas que faltan, que ayudarán a que el engranaje sea más certero-, pero aun así no rueda como debería.

Ante el Granada, equipo recién descendido a Segunda División, se vieron las mismas dudas que la pretemporada arrastra. Falta profundidad, filo en las bandas y puntería, mucha puntería. El error de Cengo en el 56' pudo quedar como una mera anécdota si Bastón hubiera afinado con el par de regalos que le envolvió Mula. O si En-Nesyri y hubiera fijado su disparo diez centímetros más abajo y no se hubiera marchado alto. O si el balón que Juanpi agarra en el área pequeña golpea en la parte interna del poste y no el exterior, que lo escupe. Estaríamos hablando de otro partido. Uno en el que el Málaga da visos de poder dar un buen rendimiento a medio-largo plazo, cuando todo esté más rodado y fluya con más soltura. Pero las sensaciones son inmediatas, y no son buenas.

Juanpi no fue revulsivo esta vez, el venezolano no encontró la luz que mostró ante el Lazio

Míchel cambió la tendencia que venía repitiendo durante los últimos encuentros de pretemporada. Tenía muy definido quiénes serían los 11 jugadores que serían titular en La Rosaleda en la primera jornada de La Liga ante el Eibar. Venían siendo los mismos hombres, pero esta vez apostó por mezclar el A y el B. Esto le permitió ver diferentes opciones y a jugadores en otras posiciones.

Destacó ver a José Carlos -al que Míchel mima- y Maty llevando la batuta en el centro del campo, escudados por un Kuzmanovic al que se le aprecía una alta cualificación para liderar con balón, pero que está lejos de los servicios defensivos que ofrecía Camacho hasta hace poco. Los canteranos cumplieron, como vienen haciendo durante todos los amistosos. Otro de la casa, Robles, ocupó el lateral izquierdo que han dejado huérfano Juankar, Torres y Ricca. Buenas prestaciones del pizarreño.

La nota más positiva del primer tiempo fue Mula. El canterano está empeñado en convencer a Míchel y lo está haciendo con personalidad y buenos minutos. Dentro de las dudas que pudo generar el equipo en el primer tiempo, turnándose la posesión con el Granada, las apariciones de Mula desde la derecha, buscando el interior, reactivaron el juego del Málaga. De sus botas vino la ocasión más clara del primer tiempo, tras un pase al espacio para el desmarque de Bastón. El punta disparó violento y estrelló la pelota en el larguero.

La segunda parte no mejoró lo que se vio en el primer acto... ni con la entrada de Juanpi. El venezolano fue luz en La Rosaleda ante el Lazio, pero en Los Cármenes estuvo gris, como el resto. Reflejo de ello fue la clara ocasión que tuvo en el corazón del área y que acabó mandando al poste. En-Nesyri sí tuvo un impacto positivo en el juego del equipo. La movilidad del marroquí permite más variantes a los que llegan desde atrás, sobre todo cuando cae a banda. En sus botas estuvo el empate. Un balón que agarró en el área y que mandó por alto por pocos centímetros.

Otro partido para sumar minutos, pero se antoja preocupante la falta de ocasiones, goles y, sobre todo, victorias...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios