Málaga C.F.

Roberto, un MVP por descarte

  • La mediocridad del equipo deja al portero como única opción para este premio honorífico

  • El cancerbero manda un recado a los propietarios

Roberto Jiménez, en un entrenamiento. Roberto Jiménez, en un entrenamiento.

Roberto Jiménez, en un entrenamiento. / javier albiñana

La temporada del Málaga ha sido para olvidar. Pero arañando, siempre hay alguna pieza que se puede rescatar. Uno de los más regulares y de los que consigue llegar al aprobado es Roberto Jiménez. El portero fetiche de Míchel ha sido designado como MVP de esta campaña 2017-18 que concluye en pocos días.

Roberto atendió a los medios de comunicación al recibir este galardón y lanzó un recado a los propietarios: "Quizás para el nivel al que estamos se necesita algo más de organización de club, es necesario que la gente que tiene poder, que manda en el club de alguna manera, se haga sentir presente. Eso, como jugadores, lo hemos echado en falta, porque en los momentos malos de la temporada necesitas que la gente que está encima tuya te respalde o te apriete, dependiendo de las circunstancias, y un club como el Málaga necesita tener ese tipo de apoyo"

El cancerbero sabe que está viviendo sus últimos días como malaguista. "Me da mucha pena irme, lo dije el primer día, que venía con la intención de echar raíces, de vivir un proyecto largo, en un sitio fabuloso, pero las circunstancias mandan y otra vez hay que coger las riendas de la profesión y seguir con la aventura hasta que se nos permita", comentó el meta,que posiblemente no vuelva a jugar con la camiseta del Málaga, puesto que ante el Getafe será titular Andrés Prieto: "Como profesional me gustaría jugar todos los minutos posibles, siempre se echa en falta la competición y, por supuesto, me gustaría despedirme de esta afición que tanto me ha dado, pero entiendo las circunstancias y que Andrés merece por su comportamiento y trabajo disfrutar de estos minutos y yo esteré ahí para apoyarle y para despedirme de la gente igualmente".

Como portero que es, sabe mejor que nadie que lo de Andrés puede ser un caramelo envenenado, pero que le ayudará con vistas al futuro: "Creo que está teniendo una papeleta complicada, son partidos difíciles en los que mantener la exigencia no es sencillo. He hablado mucho con él y lo tiene que afrontar de una manera individual, sentirse bien dentro del campo para demostrar el nivel que sabemos que tiene. Que lo aproveche y disfrute porque cada partido en Primera División es algo muy importante. Siempre es bueno jugar, en mi propia carrera siempre lo he visto así, cada partido que se juega es un regalo, un privilegio y le está viniendo muy bien. A un portero se le ve mucho más con el paso de los partidos, y la temporada termina ya, pero aun así creo que es beneficioso para él".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios