Una bajada de azúcar de Rosales dio el susto

  • El venezolano se mareó en el entrenamiento del Málaga, sin consecuencias, y Borja Bastón también paró por una tendinitis

Rosales, atendido tras un mareo en el entrenamiento. Rosales, atendido tras un mareo en el entrenamiento.

Rosales, atendido tras un mareo en el entrenamiento. / Javier Albiñana

El Málaga volvió a trabajar tras dos días de descanso después de la larga estadía en Países Bajos. El equipo de Míchel se ejercitó en el estadio Ciudad de Málaga. Roberto Rosales dio el susto de la mañana y Borja Bastón paró por precaución.

"El futbolista Roberto Rosales ha sufrido un cuadro vagal leve debido a un cambio brusco de postura durante el entrenamiento de esta mañana. Tras ser evaluado por los servicios médicos del club, Rosales se ha reincorporado con normalidad al trabajo de grupo", comunicaba el club en un mensaje a los medios. Poco después, el jugador comparecía para decir que "estoy bien, fue sólo un susto, simplemente un bajón de azúcar que no fue a mayores. El doctor me hizo todas las pruebas. Fue un hecho aislado. De hecho continué el entrenamiento sin problemas".

En cuanto a Borja Bastón, tiene tendinitis del bíceps femoral de su pierna izquierda. Su incorporación al trabajo será próxima y junto a él estuvieron Ontiveros, Ricca y Peñaranda, convalecientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios