atlético de madrid | málaga cf

"Lo bueno que era y ahora soy un manta"

  • Míchel vuelve a centrar en su figura la responsabilidad por los malos resultados de su equipo

  • Advierte de la seriedad del Atlético de Madrid e ironiza con la poca memoria en el fútbol

Míchel González durante el partido del pasado lunes frente a la UD Las Palmas. Míchel González durante el partido del pasado lunes frente a la UD Las Palmas.

Míchel González durante el partido del pasado lunes frente a la UD Las Palmas. / Jorge Zapata / EFE

Con su sonrisa habitual aparecía Míchel ayer por la sala de prensa de La Rosaleda. El técnico del Málaga no dudó en volver a defender a sus jugadores, responsabilizando en su figura los malos resultados cosechados por su equipo en el inicio de la campaña. "Yo lo que quiero es que mis jugadores estén bien. No permito que se diga que son malos, en absoluto. Si están siendo peores es por culpa del entrenador que está aquí. Muchos han tenido grandes trayectorias en sus equipos y por eso están aquí, no empecemos a desprestigiarlos porque así no vamos a hacer nada, al contrario. Así nos desprestigiamos a nosotros mismos y tendremos malos resultados", advirtió. Tampoco quiso excusarse en el ruido que hay en el ambiente: "No tenemos cero puntos por los rumores, las filtraciones o lo que haya más allá del vestuario y el campo".

Míchel sabe que los cero puntos en la clasificación duelen mucho al aficionado malaguista, pero vuelve a recordar lo difícil que fue el final del curso pasado y el final feliz que tuvo unas semanas después de su llegada al banquillo de La Rosaleda. "Siempre recurro a cuando vine en marzo, cuando la situación era muchísimo peor anímicamente. Sin embargo, el equipo se reconstruyó. Mucha gente dice que no hay líderes ahora. Bueno, eso no se sabe, porque los que trabajamos con ellos somos nosotros. El año pasado había líderes y muy buenos, buenísimos. Weligton, Duda, Kameni, Camacho… Todos los que queráis, pero la situación era peor que este. Recordad las cosas que se decían de mí y lo bueno que era hace un mes y medio y lo manta que soy ahora".

El preparador madrileño también habló del rival. El Atlético de Madrid estrena su nuevo estadio. Muchos podrán pensar que eso hará que los de Diego Pablo Simeone cambien su forma de jugar, algo en lo que Míchel discrepa. "El Atlético no es un equipo dado a fiestas por mucho que estrene el estadio y sea un día histórico. Todos sabemos que una de sus cualidades más importantes es que nunca pierde la concentración".

No se fue el técnico malaguista sin volver a rebajar tensiones institucionales. "Para mí la normalidad es lo de estos cinco meses que llevo aquí, hablar con mi director deportivo, opinar sobre cuestiones deportivas. Y ahora también seguimos hablando para ver qué podemos mejorar, me da su opinión. Esa es la normalidad en este club y yo lo acepto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios