málaga cf | leganés

"Todo lo que nos pasa es malo"

  • Míchel reconoció estar "preocupado" ante la situación del equipo pero asegura que está "con fuerzas" para seguir

  • "En Segunda no vamos a estar, eso segurísimo", anuncia

Míchel, con gesto serio, piensa alternativas en el banquillo blanquiazul en La Rosaleda Míchel, con gesto serio, piensa alternativas en el banquillo blanquiazul en La Rosaleda

Míchel, con gesto serio, piensa alternativas en el banquillo blanquiazul en La Rosaleda / marilú báez

A Míchel González el crédito se le consume al ritmo de las derrotas y, a estar alturas, ya son muchas. El técnico sigue con el mismo discurso una jornada más, plena confianza en los suyos y en que la situación se volteará, pero las victorias no llegan...

"Los chicos están desilusionados. Todo lo que nos pasa es malo. El que tiene que dar una cara diferente soy yo. Yo les puedo decir que se entreguen, que trabajen, hagan lo que pedimos y lo hacen. El acierto, las situaciones que se producen tienen que ver con el estado de nervios en el que estamos pero yo lo que voy a hacer siempre es empujarles hasta donde lleguemos", comentaba el técnico madrileño con respecto al desazón de sus jugadores tras el gol del Leganés que despertó, una vez más, a todos los fantasmas que persiguen esta temporada a los blanquiazules.

El técnico no fue muy crítico con Recio aunque le recordó que "no es un jugador cualquiera"

Míchel está "preocupado". El único punto de 24 posibles alienta esta situación. "Incluso haciendo las cosas bien no tenemos premio. No sé si es falta de calidad o por la tensión de estas situaciones, pero si me pusiese a ver los partidos por la tele diría que es imposible que llevemos un punto, pero lo llevamos y eso genera una tensión grandísima", reconocía el técnico que no se plantea dejar el banquillo: "Yo te prometo que estoy con fuerzas. No me vais a escuchar y lo digo sinceramente, no es ninguna pantomima. A pesar de la clasificación y la sensación de la misma, el domingo es otro día y hay que seguir trabajando y seguir buscando".

Sobre la expulsión de Recio, aseguró que él mismo sabe "el nivel de equivocación" y que seguro que está "arrepentido" ya que "no es un jugador cualquiera y es el capitán". Además reconoció que el imprevisto con Kuzmanovic trastocó los planes ya que Rolón es "diferente", aunque quedó satisfecho aun así: "El equipo ha jugado bien".

"La sensación es muy mala pero no me atrevería a decir que el equipo está en segunda. No podemos dar esa imagen. Primero porque somos profesionales y eso sería tirar la toalla, y en segunda no vamos a estar. Segurísimo. Algún día se va a dar la vuelta y cuando se de la vuelta podremos ver al equipo tal y como es. El equipo no tiene tan poca calidad", explicaba sincero un Míchel incapaz, de momento, de revertir la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios