El primer milagro es el gol

  • José, contento por cómo defiende su equipo pero insatisfecho en ataque: cuatro tantos en 11 partidos

  • El sueño no se sostiene con esas cifras

  • Los delanteros sólo firman el 47% de los 17 goles marcados

Diego Rolan y En-Nesyri, en el entrenamiento del martes. Diego Rolan y En-Nesyri, en el entrenamiento del martes.

Diego Rolan y En-Nesyri, en el entrenamiento del martes. / javier albiñana

La victoria ante el Villarreal ha desatado una corriente de optimismo en Málaga. La palabra milagro preside la mayoría de conversaciones malaguistas. Sin embargo, la obligación del equipo (más allá de esperar resultados de terceros) de firmar casi un pleno en las últimas ocho jornadas, lleva a recordar la falta de capacidad goleadora de un Málaga que ha hecho 17 tantos después de una treintena de partidos.

"Hemos hecho cuatro goles desde que estoy yo. Eso es un hándicap, además nos hemos enfrentado a seis de los siete primeros, que siempre te van a marcar por su tremenda calidad. Y si no marcas contra ellos estás condenado", dijo José recientemente en El Pelotazo. No le falta razón en que el Málaga va corto de poderío ofensivo. Ahí están los números para confirmarlo. Los delanteros del Málaga no marcan ni el 50 por ciento de los goles del equipo (poco más del 47 por ciento lo firman entre todos los puntas). Así es el reparto: Diego Rolan (3 goles, 19 partidos y 1.335 minutos), En-Nesyri (2 goles, 19 partidos, 1.069 minutos), Borja Bastón (2 goles, 16 partidos, 887 minutos), Ideye (1 gol, 7 partidos, 479 minutos), Peñaranda (0 goles en 13 partidos y 805 minutos) y Bueno (0 goles en 6 partidos y 142 minutos).

El máximo goleador del conjunto malacitano es ahora mismo Chory Castro, que suma cuatro tantos con el penalti anotado el pasado domingo contra el Villarreal. Tampoco el resto de centrocampistas está ayudando mucho en tareas realizadoras. Sólo Recio y Adrián (con un tanto cada uno) han aportado.

Tal vez por ello sorprende aún más si cabe el ostracismo de Brown Ideye, que llegó en el mercado invernal como un mirlo blanco y ahora es fijo en la grada. "Brown es un futbolista del que la secretaría técnica ha tenido informes desde hace tiempo, tiene las cualidades que buscábamos. Me nutrí de bastante información en el Olympiacos donde fue gran figura y la gente lo recuerda, tuve opiniones directas. Cuando lo vio el entrenador en la lista, José me dijo 'Ese, Mario, es ese', lo conocía de China. Se daban todas las condiciones", dijo Husillos el último día de enero. De momento, está relegado a un papel residual. El domingo pasado fue el único de los fichajes de invierno que no estuvo en la convocatoria. Con el nigeriano o sin él, el Málaga tiene que curar este déficit si quiere hablar de épica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios