El South Pop regresa a la playa

  • Isla Cristina acoge este fin de semana la tercera edición de un festival que nació como 'hermano pequeño' del sevillano y no ha dejado de crecer · The Whitest Boy Alive y The Radio Dept., entre los grandes atractivosl South Pop Festival. Días 10 y 11 en Isla Cristina. Más información sobre precios, alojamiento y transportes en www.southpopfestival.com

Tan sólo dos años le han bastado al South Pop Festival de Isla Cristina para destacar en el panorama veraniego nacional como una de sus citas más jugosas. No sólo por el cartel, que este año, del viernes al sábado próximos, ofrece bandas tan estimulantes como The Whitest Boy Alive y The Radio Dept. en el apartado internacional, o Hidrogenesse, Rauelsson y los sevillanos The Baltic Sea en el nacional. También por el "ambiente excepcional" que puede encontrar el visitante allí desde que la distribuidora discográfica Green Ufos decidió exportar a ese rincón de la costa onubense el festival que organiza desde hace seis años en Sevilla, pero en una versión que privilegia la experiencia relajante.

"Una de las cosas que siempre destacamos es que pagas por ver a un número de grupos y puedes verlos a todos, en ningún momento hay solapamientos que te pongan en un brete. Ésa era la idea desde el principio. Hacer un festival en el que nada enturbiara la experiencia de escuchar una cuidada selección musical", dicen desde el sello local. Alojamiento en un hotel de cuatro estrellas incluido en el abono o en un cámping de calidad si se agotan las plazas en el primero (cosa que ya ha sucedido), autobuses gratuitos desde Sevilla ida y vuelta, buena comida, rutas en kayaks y paseos en catamarán, fiestas y barbacoas en la playa y servicio de guardería en el mismo recinto donde se celebran los conciertos (parque municipal) son algunos de los atractivos adicionales a la música en sí que se ofrecen a los visitantes por el "módico precio" de 39 ó 46 euros, para las dos noches y dependiendo de si la entrada se adquiere por anticipado o en taquilla, y de 25 ó 30, para una sola jornada.

Atraídos más por estas "comodidades" que por la "chequera", los noruegos residentes en Berlín The Whitest Boy Alive serán el viernes los protagonistas de una de las actuaciones en la que Green Ufos tiene depositadas "más esperanzas". Se trata de un grupo encabezado por Erlend Øye, un discjockey que ha repartido su cálido talento a solas en la electrónica de baile infiltrada de pop y acompañado en Kings of Convenience, un dúo de folk intimista inspirado tanto en las templadas armonías de la bossa nova como en los mejores momentos de Simon & Garfunkel. En cierto modo, The Whitest Boy Alive es la aventura pop definitiva de este artesano íntimo y lúdico, quien junto a tres colegas relacionados también con las mesas de mezclas de los clubes ha grabado hasta la fecha Dreams y Rules, dos joyas llenas de canciones acariciantes tocadas como pop pero pensadas como electrónica, música sencilla y sofisticada al mismo tiempo, que algunos se han entretenido en bautizar como acoustic music dance.

Por petición expresa de sus integrantes, el grupo tocará durante 70 minutos, una duración más que generosa para el formato acostumbrado en los festivales, por lo que cabe la posibilidad de que Erlend y compañía se marquen algunas de sus impagables versiones de los grandes éxitos masivos del dance y el rap de los años 90.

Completarán la primera jornada Fitness Forever, con devoción por las composiciones de Burt Bacharach; We Have Band, que aportará "el componente bailable imprescindible en un festival de estas características"; Duckula Dj y Guille Milkiway amenizando la noche a los platos; y los españoles Nitoniko, Dorian y Rauelsson, este último autor de un sorprendente debut, La siembra, la espera y la cosecha, impregnado de un folk delicado y con soplos casi místicos que invita a la quietud y el recogimiento.

Con Pin&Pon Dj's y Bob Stanley encargados de ambientar las esperas entre conciertos y la fiesta posterior a éstos, el sábado llegará la hora de Hidrogenesse, cuyo pop inteligente e irónico nunca deja de sorprender; The Baltic Sea, con su aplaudido El gran blanco aún reciente; Sad Day for Puppets, The School y otros dos de los grandes reclamos de la programación: los suecos The Radio Dept., uno de los nombres más respetados del indie-pop melancólico, y Roger Quigley, el hombre tras At Swim Two Birds, en una actuación especial dedicada íntegramente a interpretar canciones de Frank Sinatra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios