"Su influencia sigue viva"

  • Se cumplen cincuenta años de la visita de los Beatles a España Madrid y Barcelona fueron las ciudades escogidas por el grupo.

Comentarios 4

Julio de 1965. Los Beatles llegaban a España para cerrar su gira europea que había comenzado un mes antes en Varsovia (Polonia). El cuarteto que cambiaría la música pop, dio el primer paso para transformar la sociedad española, que en esa época se encontraba en uno de sus momentos más sombríos, con las manifestaciones estudiantiles de Madrid y Barcelona que provocaron la apertura de expediente a profesores como Enrique Tierno Galván por su vinculación al movimiento; mientras que las relaciones con la Iglesia se tensaban aún más con la negativa de Franco a que el Papa Pablo VI visitase Santiago de Compostela en año jacobeo.

En medio de ese caos un avión procedente de Liverpool aterrizaba en Barajas. En él viajaban John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, que fueron recibidos por un reducido, aunque entregado, público que llevaba esperando la visita del grupo largo tiempo.

Aunque el hecho se recuerde con cariño, lo cierto es que el régimen de Franco se mostró reacio en todo momento a permitirlo, pues consideraba que la situación social del país no era la más apropiada para la llegada de unos ídolos de masas como eran, y son, los Beatles.

Pese a todo, los conciertos se produjeron. Las plazas de toros de Las Ventas (Madrid) y La Monumental (Barcelona) fueron testigos de las primeras, y últimas, actuaciones del cuarteto británico en suelo español.

José Luis Gualda, compositor granadino, más conocido como Jolis, recuerda perfectamente los tres días que duró la estancia del grupo. Él no fue al concierto, tenía solo 15 años y reconoce que sus padres no le permitían desplazarse a la capital para escuchar a Ringo, Lennon y compañía, lo que no quita para que disfrutara como el que más aquel pequeño oasis que se vivió en el desierto que era España.

"Aquello fue un impacto para nuestra generación" afirma. El grupo visitó nuestro país cuando se encontraba "en la cresta de la ola" y su influencia era máxima, no solo en la música, sino también en la forma de vestir, el corte de pelo,... la beatlemania había llegado.

Para Jolis, la calidad técnica de los conciertos no fue gran cosa, más si lo comparamos con las capacidades actuales, aunque para él es "lo de menos". Lo importante, insiste, fue el "fenómeno sociológico" que supuso su llegada, algo que permitió "un soplo de aire fresco" para los españoles, que desde ese momento se volvieron más abiertos a las corrientes europeas, dejando poco a poco las tendencias autárquicas del régimen franquista.

La influencia de los Beatles se aprecia también en algunos grupos nacionales, como los granadinos Los Ángeles, que según José Luis fueron uno de los mejores imitadores de los ingleses que existían en España, destacando especialmente su versión de Let my down. "Lo hacían clavao" concluye. Pero el paso del tiempo no ha hecho olvidarlos. Jolis reconoce que mucha de la estética de Los Secretos está inspirada también en el mítico grupo, aunque admite que son referencias más sutiles y es necesario tener unos grandes conocimientos musicales para poder apreciarlas.

Y es que medio siglo después la beatlemania continua vigente. Muchos de sus temas siguen escuchándose en pleno siglo XXI, mientras que miles de personas en todo el mundo conservan como auténticas reliquias, autógrafos, discos clásicos u objetos personales de los Fab Four.

Como afirma Jolis, "la influencia de los Beatles sigue viva". Es por eso que el grupo ha vuelto a tocar en España. Como es lógico, no se trata del cuarteto original, sino de Bootleg Beatles, el único grupo tributo que cuenta con el visto bueno de Paul McCartney y Ringo Starr.

El modus operandi fue similar al de 1965. Dos conciertos, uno en Madrid (2 de julio) y otro en Barcelona (3 de julio), incluso Los Pekenikes y Los Sirex volvieron a ser los teloneros. Sin embargo, La Monumental cedió su sitio al San Jordi Club en Barcelona, mientras que Las Ventas volvió a ser el punto de encuentro en la capital.

La intención de rememorar los dos conciertos es tal que Andre Barreau, David Catlin-Birch, Neil Harrison y Rick Rock, miembros del grupo, recrearon las fotos que los de Liverpool se hicieron al bajar del avión, posando incluso con las monteras en el aeropuerto de Barcelona.

En uno de esos conciertos, el de Madrid, estuvo Tato Medina, quien coincide con Jolis en que la calidad técnica de ahora es mucho mejor que la de 1965.

Aprecia también las similitud con aquel año. "El grupo tributo ha sido seleccionado escrupulosamente" asegura, pues se ha tratado de recrear todos los detalles de los míticos The Beatles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios