PRUEBA

Al volante del BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡Un salón con ruedas!

  • Nos subimos a la nueva generación de esta berlina con formas de coupé. Conducirlo es lo más parecido a estar en el sofá de casa. Confort total. Eso sí, el precio es elevado y las opciones interminables.

Al volante del BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡Un salón con ruedas! Al volante del BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡Un salón con ruedas!

Al volante del BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡Un salón con ruedas!

Dentro del segmento de las berlinas de lujo, BMW tiene dos modelos en esta categoría. El primero y el más vendido es el Serie 7, todo un buque insignia que destaca por su tecnología. Pero, además, la firma bávara también propone en este segmento un nuevo modelo, que es el que aquí probamos hoy.

Se trata del BMW Serie 6 Gran Turismo, una berlina que anteriormente se llamaba Serie 5 GT y que ahora se independiza del Serie 5 para subir un escalón. Y desde aquí, damos fe de que lo ha conseguido.

Esta berlina de gran tamaño se caracteriza por su línea de techo caída. Esta berlina de gran tamaño se caracteriza por su línea de techo caída.

Esta berlina de gran tamaño se caracteriza por su línea de techo caída.

Por diseño, por comportamiento, por habitabilidad y por tecnología… este Serie 6 Gran Turismo es un paso adelante sobre este modelo. Eso sí, barato, precisamente no es. De hecho, su elevado precio es una de las mayores críticas que tiene. No obstante analizaremos cada apartado al detalle.

Tamaño descomunal

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es su tamaño, que es enorme. De hecho, es de los coches más grandes que se venden en el mercado. Tras las marcas de súper lujo como Rolls-Royce o Bentley y las berlinas de representación –como el Audi A8 o el mencionado BMW Serie 7 o Mercedes Clase S- aparece el Serie 6 Gran Turismo con sus casi 5,10 metros de largo.

Y esta longitud –que es exagerada- conviene tenerla en cuenta por muchos aspectos. El primero porque un coche de estas características hay que guardarlo en una plaza de garaje. Y no en todas las plazas de garaje cabe un coche que supera los cinco metros.

El interior es un alarde de tecnología. Se puede controlar el volumen con el movimiento de la mano. El interior es un alarde de tecnología. Se puede controlar el volumen con el movimiento de la mano.

El interior es un alarde de tecnología. Se puede controlar el volumen con el movimiento de la mano.

Pero también hay que tenerlo presente a la hora de moverse por ciudades, con calles estrechas. Es en este terreno, en el día de a día de una ciudad –con aparcamiento en la calle incluido- es donde el Serie 6 Gran Turismo nos hará sudar un poco. Y decimos que nos ha hecho sudar porque aunque su maniobrabilidad es buena, no es fácil aparcar un coche tan largo.

Excelente confort de marcha

A cambio, una vez que salimos a carretera o autopista, el Serie 6 Gran Turismo cambia por completo de registro y muestra lo mejor de sí mismo. De hecho, este modelo ofrece una calidad de rodadura de las más elevadas que hemos podido disfrutar en un vehículo.

Para mentira el confort de marcha que propone este BMW. El habitáculo está completamente aislado y esto es algo muy destacable puesto que este coche no tiene marcos en las ventanillas. De ahí que lograr un habitáculo en el que no se cuelen ruidos de motor ni de rodadura es algo destacable.

Detrás la amplitud es sobresaliente. Detrás la amplitud es sobresaliente.

Detrás la amplitud es sobresaliente.

Buena parte de este confort de marcha también viene determinada por su gran amplitud interior. Cuatro adultos viajarán en él como si estuvieran en el salón de su casa. Las cotas de anchura para los hombros son excepcionales y la altura libre al techo, incluso con techo panorámico, también es muy llamativa.

Aquí, no obstante, hay un elemento criticable. Se trata de la quinta plaza, puesto que prácticamente no se puede utilizar salvo por un niño o por una circunstancia excepcional. Esto se debe al elevado túnel de transmisión y al asiento central que está más elevado.

A cambio, el Serie 6 Gran Turismo vuelve a sorprendernos con el maletero. En primer lugar por su capacidad: con 610 litros. Pero también por su facilidad de acceso ya que un enorme portón –que en la versión probada era eléctrico- da paso a una enorme amplitud y facilidad de carga. Habrá que tener cuidado, eso sí, a la hora de levantar el portón para no rozar con los techos más bajos.

Dinámico

Llega el momento de realizar una incursión por una carretera más virada. Y una vez más el Serie 6 GranTurismo nos vuelve a sorprender. Nos parece muy llamativo que un modelo de más de cinco metros y casi dos toneladas de peso se desenvuelva tan bien en una carretera retorcida. Es cierto que las curvas amplias se le dan mejor que las más angulosas. Pero en ambas obtiene buena nota.

La carrocería apenas balancea y la dirección es directa… Eso sí. A la hora de elegir un aspecto concreto, nos quedamos con el motor. La unidad probada contaba con un propulsor de gasolina de seis cilindros, con tres cilindros y 340 CV.

Con la llave podemos desplazar el coche sin estar dentro, como si fuera teledirigido. Con la llave podemos desplazar el coche sin estar dentro, como si fuera teledirigido.

Con la llave podemos desplazar el coche sin estar dentro, como si fuera teledirigido.

Este motor es sobresaliente. Tiene una primera fase, tranquila, que permite circular sobre las 2.000 vueltas con pausa, con tranquilidad y otra más ‘cañera’ que permite estirarse hasta las 7.000 revoluciones y que se caracteriza por su empuje y contudencia.

A todo ello hay que sumar un cambio automático Steptronic con ocho marchas que también destaca por su buen funcionamiento, con transiciones rápidas y sin brusquedades.

Consumo elevado

No obstante, como no existe el coche perfecto, este modelo también tiene sus aristas. Y una de ellas es el consumo, que es elevado. Con la unidad probada logramos un consumo de 10 litros, incluso siendo muy suaves con el acelerador.

Se trata de una cifra alta. Sin duda. Sin embargo, hay que ponerla en su contexto. Y en este sentido, para un modelo con cerca de dos toneladas y cinco metros de largo en realidad es un consumo de combustible razonable.

Otra posible crítica es el equipamiento. Y más en concreto el enorme listad de opciones disponibles y sus elevados precios. Por ejemplo, nos parece realmente reseñables elementos como la posibilidad de mover el vehículo –como si de un coche teledirigido se tratara- mediante el mando de la llave.

Este Serie 6 Gran Turismo presenta un alerón que se pliega o despliega para mejorar la aerodinámica. Este Serie 6 Gran Turismo presenta un alerón que se pliega o despliega para mejorar la aerodinámica.

Este Serie 6 Gran Turismo presenta un alerón que se pliega o despliega para mejorar la aerodinámica.

Y también es muy interesante el conjunto de cámaras, sensores y radares que permiten que el coche acelere y frene solo, mantenga la velocidad programada y gire el volante –también solo- durante un período de unos 15 o 20 segundos.

Conclusión

Es una de las mejores berlinas para viajar. Destaca por su amplitud interior, por su confort de marcha, los buenos acabados y su calidad de rodadura. Además, puede ofrecer un comportamiento dinámico, con mecánicas como esta de gasolina con 340 CV. ¿Aspectos a mejorar? La plaza central trasera –sólo destinada a niños-, su elevado precio y el listado de opciones, que es interminable y con un precio también elevado

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios