Bruselas desafía a Pekín y premia a un activista chino encarcelado

  • El Parlamento Europeo concede el premio Sajarov a la libertad de conciencia a Hu Jia

El Parlamento Europeo (PE) concedió ayer el premio Sájarov a la libertad de conciencia al activista chino pro derechos humanos Hu Jia, pero el Gobierno chino, a pesar de su disgusto y sus advertencias previas, aseguró que la decisión no afectará a la cumbre euro-asiática de Pekín.

Con la concesión del galardón a Hu, "el Parlamento Europeo reconoce firme y decididamente la lucha diaria por la libertad de todos los chinos que defienden los derechos humanos", afirmó su presidente, Hans-Gert Pöttering.

La decisión de la mesa del Parlamento Europeo se tomó a pesar de que el Gobierno chino envió previamente una carta a Pöttering y a los grupos de la Eurocámara en la que advertía de un posible enfriamiento de sus relaciones con la Unión Europea (UE) si finalmente Hu Jia era galardonado.

La carta, firmada por el embajador de China ante la UE, aseguraba que la concesión del premio a Hu Jia dañaría al pueblo chino y podría causar un serio deterioro a las relaciones entre Pekín y la Unión Europea.

El galardón se conoció mientras comenzaban a llegar a Pekín los líderes de la UE y de 16 países asiáticos para una cumbre que comienza hoy, aunque el Gobierno chino aseguró que la cita no se verá alterada por el premio, si bien no dejó de lamentar la decisión del Parlamento Europeo.

La cumbre de hoy y mañana debe acordar una declaración común, y la negociación del texto sobre derechos humanos puede verse afectada por este episodio.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Liu Jianchao, mostró en una rueda de prensa el disgusto del Ejecutivo de Pekín por la concesión del galardón a "ese criminal encarcelado".

Liu consideró que se trata de "una gran interferencia en los asuntos internos de China", aunque señaló que "hay tantos grandes asuntos en el mundo para tratar que no creo que esto vaya a afectar a la cumbre" de Pekín.

Hu, que ya estuvo nominado el pasado año, es un abogado especializado en causas medioambientales y de defensa de los enfermos de sida, y su candidatura fue preferida a las otras dos finalistas: la del opositor bielorruso Aleksandr Kozulin y la del presidente de la comisión electoral de la República Democrática del Congo, Apollinaire Malu-Malu.

En los últimos años, y en especial durante la preparación de los Juegos Olímpicos de Pekín, Hu se destacó como uno de los principales activistas de los derechos humanos en China, utilizando principalmente los medios digitales para dar a conocer sus denuncias.

El 27 de diciembre de 2007, Hu -quien se encontraba en arresto domiciliario- fue detenido por las autoridades chinas acusado de "incitar a la subversión contra el Estado" y condenado después a tres años y medio de prisión.

El abogado de Hu, Li Linsong, declaró que el activista chino "es muy bueno" y "siempre expresa su fraternidad con las personas que ocupan los peldaños más bajos de la sociedad", razón por la que los extranjeros reconocen su actividad.

Hu, de 35 años, sufre una importante dolencia hepática, como recordó Pöttering, quien aseguró que, según las informaciones de que dispone la Eurocámara, las autoridades chinas le niegan el tratamiento médico que necesita.

Ante un hemiciclo que recibió el anuncio con una gran ovación, Pöttering destacó la lucha de Hu y denunció su "encarcelamiento arbitrario" en China.

El galardón fue acogido con satisfacción en la Comisión Europea, cuya portavoz de Exteriores, Christiane Hohmann, recordó que la UE siempre ha sido "muy firme" en defensa de este activista ante las autoridades chinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios