Cantona quiere presentarse a las elecciones presidenciales francesas

  • El ex futbolista reúne firmas para disputarle el cargo a Sarkozy. Su objetivo: luchar contra la falta de viviendas.

El francés Eric Cantona fue considerado durante su carrera futbolística como un enfant terrible que combinaba goles con ataques de ira y declaraciones polémicas. Tras hacer una incursión en el cine y llamar a la sublevación contra los bancos, ahora pretende desafiar a Nicolas Sarkozy: se presentará a las próximas elecciones presidenciales para luchar contra la falta de viviendas.

El ex internacional francés, de 45 años, está intentando obtener las 500 firmas necesarias de alcaldes y políticos locales que le permitirían participar en las elecciones presidenciales de abril. Con la acción quiere, sobre todo, llamar la atención sobre la crisis de vivienda en Francia, dijo Cantona al diario Liberation. "Diez millones de personas viven en Francia en alojamientos demasiado caros, demasiado pequeños o demasiado mal acondicionados", censuró.

La ex superestrella del Manchester United (1992-1997) cimenta una vez más con su campaña su fama de enfant terrible. Su popularidad creció en 1995 cuando asestó una patada estilo kung-fu a un espectador que le había insultado. Fue suspendido seis meses por la Federación Inglesa de Fútbol (FA). Debido a sus constantes enfrentamientos con compañeros de equipo, aficionados, árbitros y periodistas, Cantona era tan discutido en Francia que a los 28 años estuvo a punto de retirarse. Pero los fans, sobre todo los ingleses, siguen llamándole respetuosamente "King Eric".

Al término de su carrera, a finales de 1997, parecía que Cantona había abandonado su personaje de rebelde. Debutó como actor sensible (Looking for Eric), jugó al fútbol playa y cuidó de su hermosa mujer, Rachif Brakni, y de sus hijos. Pero en 2010 acaparó de nuevo los titulares al exhortar a sus compatriotas a través de internet a vaciar sus cuentas bancarias y romper así el poder de las entidades financieras. El eco en los medios fue enorme, pero la acción no tuvo consecuencias, ya que pocos le siguieron.

Cantona, según escribe Liberation, no prepara en los próximos meses una auténtica campaña electoral. Quiere, ante todo, respaldar a la Fundación Abbe Pierre y su lucha por mejorar las condiciones de vivienda. "Hay que actuar en el momento en el que se tiene la oportunidad de ser escuchado", comentó Cantona, de nuevo en el foco público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios