Católicos cubanos acusan a la disidencia de "torpedear" el diálogo

  • Los opositores, en una carta remitida al Papa, califican de "lamentable y bochornosa" la actuación de los obispos · El Arzobispado de La Habana afirma que la Iglesia no se mueve por "tendencias políticas"

El Consejo de Laicos de la arquidiócesis de La Habana acusó a la disidencia "radical" cubana de intentar "torpedear" el diálogo entre la Iglesia católica y el Gobierno de Raúl Castro, después de que 165 opositores publicaran una carta de protesta dirigida al Papa Benedicto XVI.

"La entrega de esta carta en la Nunciatura Apostólica de La Habana debemos verla en el contexto de una campaña para torpedear las gestiones emprendidas por la Iglesia cubana", afirmó un editorial de la revista Espacio Laical, publicada por la organización de laicos católicos.

"Según nos han informado fuentes cercanas a la disidencia interna, la iniciativa de una carta firmada por opositores cubanos y dirigida al Santo Padre se gestó fuera de Cuba, y nos aseguran que fue concebida como combustible para lograr deslegitimar el actual proceso", añadió el texto.

En la carta enviada la semana pasada por los opositores al Vaticano se calificó de "lamentable y bochornosa" la actuación de los obispos católicos cubanos, de la cual resultó la decisión de excarcelar a 52 disidentes que seguían presos desde la llamada Primavera Negra de marzo de 2003.

En la misiva opositora, firmada entre otros por Martha Beatriz Roque o Vladimiro Roca, se acusó a los obispos de prestar "apoyo político" al Gobierno de Castro, y consideró que una mediación correcta "hubiera implicado oír los reclamos" de Gobierno y oposición y "conciliarlos".

"Resulta llamativo que sea la oposición radical, que jamás ha trabajado en la construcción de un escenario para un posible diálogo político con el Gobierno cubano, la que le recrimine semejante asunto a la Iglesia", contestó el editorial de Espacio Laical.

"Si de algo puede mostrar credenciales nuestro Episcopado, es de haber mantenido, a lo largo de muchos años, su independencia y autonomía respecto a centros de poder localizados dentro y fuera de Cuba. De ello nos sentimos orgullosos muchos católicos cubanos", indicó el documento.

El Consejo de Laicos de la capital cubana consideró además que "seguir perfilando y articulando el debate en la sociedad de la isla en torno a la democracia, la reforma económica, la justicia social, la soberanía nacional y la conciliación entre cubanos es hoy, más que nunca, estratégico".

El Arzobispado de La Habana ya contestó a la carta de los opositores, cuyo contenido calificó de "ofensivo".

Además, defendió que la actuación de la Iglesia "no se ha apoyado, ni se apoyará nunca, en tendencias políticas, ni en las del Gobierno ni en las de quienes se le oponen al Gobierno, sino en su misión pastoral".

El Gobierno cubano y la Iglesia local iniciaron en mayo un diálogo sin precedentes, liderado por el presidente Castro y el cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega. Fruto de ese diálogo fue el anuncio, un mes después, de la liberación de los 52 presos políticos del grupo de la llamada Primavera Negra de 2003.

Hasta la fecha han sido excarcelados 26 disidentes, de los cuales 25 se encuentran en España y uno en Chile. Se espera que los 26 restantes queden libres en las próximas semanas, los seis primeros en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios