China suspende sus relaciones de alto nivel con Japón por la detención de un marinero

  • Pekín amenaza con "duras contramedidas" si no se produce una liberación inmediata

El Gobierno chino anunció ayer la suspensión de comunicación de alto nivel con Japón en señal de protesta contra Tokio por la de detención de un marinero chino acusado de chocar su barco contra dos patrulleras guardacostas niponas en aguas disputadas entre ambos países.

El anuncio de Pekín llegó acompañado de una dura advertencia de China, que exige a Japón que libere al capitán de manera incondicional de esta detención "ilegal e inválida", según la calificó el portavoz del Ministerio de Exteriores, Ma Zhaoxu, quien indicó que "si Japón insiste en cometer un error tras otro, el lado chino adoptará fuertes contramedidas, y las consecuencias las padecerá la parte japonesa".

Japón acusa al capitán chino, Zhan Quixiong, de golpear deliberadamente con su barco a dos patrulleras y, posteriormente, de obstruir la labor de funcionarios públicos cerca del archipiélago del mar de la China Oriental que ambos países reclaman.

China ha exigido la inmediata liberación de Zhan, que lleva bajo custodia desde el pasado 10 de septiembre. Con la ampliación de su detención, cumplirá la totalidad del período máximo de 20 días que establece la Justicia nipona para la detención de un sospechoso sin que se dicten cargos contra él.

La decisión de Japón ha "dañado seriamente las relaciones bilaterales chino-japonesas", añadió la televisión estatal china, que difundió un comunicado adicional del Ministerio de Exteriores, en el que se detalla la suspensión de "todos los intercambios bilaterales entre ambos países a nivel ministerial y a nivel provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios