El Consejo de Europa critica las expulsiones de gitanos de Francia

  • Considera que el Gobierno galo "estigmatiza" a este colectivo al presentarlo "colectivamente como autor de infracciones penales".

Comentarios 23

La Comisión Europea (CE) contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) del Consejo de Europa aseguró que "en las últimas semanas las declaraciones de responsables de alto rango, además de las acciones llevadas a cabo por el Gobierno" francés "han estigmatizado" a los gitanos de origen extranjero en ese país.

El ECRI denuncia que los integrantes de esa comunidad "se presentan colectivamente como autores de infracciones penales" y se les caracteriza como "los únicos responsables" de abusos a la reglamentación europea en materia de libertad de circulación.

Ese organismo del Consejo de Europa, que se dice "profundamente preocupado por el trato que reciben actualmente los romanís inmigrantes en Francia", expresa su "decepción por una evolución particularmente negativa".

Recuerda esa comisión que en un informe publicado el pasado mes de junio recomendó "a las autoridades francesas combatir las actitudes racistas y la hostilidad de la población mayoritaria frente a esa comunidad".

Además, ya en 2005 el ECRI había recomendado a Francia que respetase "los derechos sociales de los romanís en materia de vivienda, de salud y de acceso a la educación".

"Todavía en 2010 muchas personas viven en condiciones deplorables en campamentos muy sencillos, dice el ECRI, que agrega que una "política basada en las expulsiones forzadas y las medidas que incitan a 'abandonar' Francia no pueden ofrecer una respuesta muy duradera".

Con una mirada más amplia, ese organismo del Consejo de Europa considera que "el 'anti-gitanismo', que constituye una forma de racismo, debería combatirse de manera eficaz en todos los países europeos".

Para evitar la marginación de los romanís -gitanos originarios de Europa del Este- y para luchar contra la imagen negativa a la que "inevitablemente" se les asocia, es indispensable desarrollar programas que dispongan de suficientes recursos para atender "las verdaderas necesidades de los grupos señalados".

Por último, el ECRI puntualiza que tanto "las políticas gubernamentales como las proposiciones de ley que tiene por base una discriminación fundada sobre el origen étnico son inadmisibles" y van contra el conjunto de obligaciones de los países miembros del Consejo de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios