Cristina Fernández retoma sus funciones al frente de la Presidencia argentina

  • ha guardado reposo durante 40 días tras someterse a una neurocirugía al detectársele un hematoma craneal por una caída.

Comentarios 1

El oficialismo mostró ayer su entusiasmo por la vuelta a la actividad de la presidenta argentina, Cristina Fernández, que retomará hoy sus funciones tras someterse a una neurocirugía que la mantuvo apartada de la escena política.

En declaraciones publicadas ayer por la web del Gobierno, el vicepresidente Amado Boudou aseguró tener la "certeza" de que desde hoy Fernández "va a estar tirando del carro como siempre".

Según confirmaron fuentes oficiales, Fernández se reincorporará a sus funciones hoy, tras guardar reposo durante 40 días en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, sin que se la viera salir de allí más que para realizarse controles médicos en la capital.

Uno de los pocos funcionarios que en estas semanas tuvo acceso a la mandataria fue el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini, quien en declaraciones publicadas ayer por la prensa local dijo estar "contento" de que Fernández "se haya recuperado tan rápido de todo lo que le pasó".

Fernández, de 60 años, recibió el alta cardiológica el lunes después de que los médicos constataran su buen "estado cardiovascular" y confirmaran que está en "condiciones de retomar sus actividades". La mandataria fue sometida el 8 de octubre a una neurocirugía al detectársele un hematoma craneal por una caída.

La mayor incógnita ahora es cómo será el regreso a la actividad de la mandataria, que según sondeos privados mejoró su imagen positiva tras la operación.

Algunos medios locales especulan con la posibilidad de que Fernández retome sus funciones en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, pero la mayor parte de la prensa afirma que desempeñará sus funciones desde un despacho de la residencia de Olivos.

Tampoco hay información oficial sobre si la agenda de la jefa de Estado para los próximos días incluirá actos públicos, audiencias o viajes. Lo que sí se sabe oficialmente es que de momento Fernández no puede viajar ni en helicóptero ni en avión, en tanto sus médicos se lo autoricen.

En ausencia de la mandataria, el Ejecutivo ha estado representado por Boudou, uno de los funcionarios peor valorados del Gabinete por su presunta vinculación con escándalos de corrupción y cuestionado incluso por compañeros dentro del oficialismo. Además, el oficialismo fue duramente castigado en las elecciones legislativas del 27 de octubre.

Medios locales no descartan que, con su regreso, Fernández, en el ecuador de su segundo mandato, disponga algunos cambios en el Gabinetes y que tome medidas de corte económico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios