Detenidos en EEUU dos neonazis que planeaban un atentado contra Obama

  • El plan incluía el ataque a una escuela con mayoría de alumnos negros y la matanza de 102 niños afroamericanos · La Policía ya abortó en agosto otro intento para asesinar al candidato demócrata

Comentarios 11

Las autoridades federales de Estados Unidos detuvieron a dos neonazis que planeaban asesinar al candidato demócrata a la Presidencia, Barack Obama. El plan, según consta en documentos judiciales dados a conocer ayer por la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), también incluía el asesinato de 102 niños de raza negra en el estado de Misisipi. "Así es. Está confirmado", dijo un portavoz de esa oficina del Departamento del Tesoro, al ser consultado sobre la existencia de un plan para matar al candidato presidencial negro y el arresto de dos miembros de esos grupos.

Según la cadena de televisión CNN, los dos hombres fueron detenidos el miércoles de la semana pasada.

Un agente de la ATF que colaboró con la detención, declaró que Daniel Cowart, de 20 años, y Paul Schlesselman, de 18, explicaron que pretendían "matar a 102 personas, 88 de ellos de forma indeterminada y a 14 afroamericanos que serían decapitados" en Nashville, Tennessee.

Según las fuentes, dos miembros de los grupos neonazis conocidos como "cabezas rapadas" proyectaban atacar una escuela secundaria predominantemente negra y robar una tienda de armas de fuego en el estado de Tennessee.

Además, explicó que los números 88 y 14 son símbolos utilizados por grupos racistas blancos.

En su página el diario Indystar, del estado de Indiana, citó declaraciones textuales del agente Jim Cavanaugh de ATF, quien dijo que los dos hombres querían que "su acto final fuera un intento por matar al senador Obama. No creían que podrían hacerlo, pero morirían en el intento".

Ya el pasado mes de agosto, durante la celebración de la Convención Demócrata en Denver, la policía detuvo a cuatro miembros de un grupo de supremacistas blancos que, supuestamente, planeaban un atentado durante el acto final del evento en un gran estadio.

La Policía primero detuvo a un individuo que conducía de forma errática, presuntamente bajo los efectos de las drogas o el alcohol, y en el interior de su camioneta se encontró armas, drogas, radios, un chaleco antibalas, matrículas y carnés de conducir falsos. Esta detención condujo al arresto de otras tres personas, una de ellas en su domicilio, y otras dos en un motel de carretera.

A los detenidos se les confiscó dos rifles de alto calibre con mirillas telescópicas, ropa de camuflaje y drogas.

Uno de los sospechosos declaró a la Policía que "iban a matar a Obama desde un punto elevado utilizando un rifle" a una distancia de 685 metros.

No obstante, las autoridades restaron en aquel entonces importancia a las posibilidades de este grupo de llevar a cabo un atentado, al definirlos como un "puñado de descerebrados" y "drogadictos".

La campaña electoral continúa su frenético ritmo, con mítines multitudinarios y la euforia de sus partidarios, el demócrata Barack Obama inició esta semana la última etapa de la campaña para asegurarse la victoria en las elecciones presidenciales del martes 4 de noviembre, aunque su rival republicano John McCain no da su brazo a torcer.

Tras la manifestación del domingo en Denver, Colorado, en la que participaron 100.000 simpatizantes, Obama llamó ayer a los votantes a elegir "la esperanza sobre el temor, la unidad sobre la división" en un discurso pronunciado en la ciudad industrial de Canton, Ohio.

"Dentro de una semana, ustedes podrán terminar con una política que busca dividir el país con el objetivo de ganar una elección, que intenta enfrentar una región contra otra, los republicanos contra los demócratas, que juegan con el miedo cuando tenemos tanta necesidad de esperanza", dijo Obama, dando comienzo a lo que los demócratas calificaron de "alegato final".

Por el lado de McCain, su mapa electoral se contrae mientras lucha por mantenerse en los estados que ganó Bush en 2004, tales como Iowa, haciendo caso omiso de las encuestas a nivel nacional y en los estados clave, que ven a Obama como triunfador de las elecciones delpróximo 4 de noviembre.

Un sondeo nacional realizado por la ABC News-Washington Post le da al senador por Illinois una ventaja de 52% a 45% sobre McCain, inferior al margen de 54% a 43% que se vaticinaba la semana pasada.

El candidato republicano comenzó ayer el tramo final de su campaña en Cleveland, donde expuso sus planes para recuperar la economía insistiendo en su argumento de que Obama tiene previsto aumentar los impuestos, lo que paralizaría las pequeñas empresas.

El senador por Arizona, quien lucha por tomar distancia de ocho años de la Administración republicana dirigida por Bush con una economía deteriorada, dijo que Barack Obama formaba parte de un "peligroso trío" que incluye a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y al líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios