División en Turquía sobre las causas del fracaso del proceso de paz con la guerrilla kurda

El debate ayer en el Parlamento turco sobre la creciente violencia en el país y la responsabilidad de la ruptura de las negociaciones con la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) evidenció la división existente sobre las causas del fracaso de ese proceso de paz tras más de dos años de tregua.

En el pleno, convocado por el principal partido de la oposición, el socialdemócrata CHP, para analizar el doble frente militar contra el PKK y el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el que se ha embarcado el Gobierno, aún en funciones, fue criticado el Ejecutivo por su tolerancia con ese movimiento que proclamó un califato en partes de Iraq y Siria.

En un ambiente turbulento y con duros cruces de acusaciones entre los cuatro partidos parlamentarios, fue rechazada una moción del CHP para crear una comisión de investigación sobre los actos terroristas de las últimas semanas que motivaron la doble ofensiva militar.

El pasado día 20, un suicida vinculado al EI asesinó a 32 personas, la mayoría activistas de izquierda que planeaban llevar ayuda humanitaria a los kurdos de Siria. El PKK, que responsabiliza del atentado a una confusa alianza entre el Gobierno turco y el EI, reaccionó asesinando a agentes de Policía y desencadenando una dura respuesta de Ankara con el bombardeo aéreo de bases yihadistas y, sobre todo, de la guerrilla kurda.

La iniciativa recibió el apoyo del HDP, el partido de la izquierda prokurda, al que el Gobierno acusa de mantener "vínculos inorgánicos" con el PKK y que en las elecciones de junio logró entrar en el Parlamento por primera vez.

Sin embargo, la propuesta fue rechazada con los votos del islamista AKP, en el poder desde 2002 pero que perdió la mayoría absoluta, y de los ultranacionalistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios