Las tropas de Gadafi atacan con dureza la ciudad rebelde de Ajdabiya

  • Los opositores han ordenado la evacuación del hospital de la ciudad por la intensidad de los bombardeos.

Las tropas del lider libio, Muamar el Gadafi, atacaron este sábado con morteros la puerta oeste de la ciudad de Adjabiya, , a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, la capital revolucionaria, donde se escuchan fuertes explosiones.

En medio de una desbandada general, los rebeldes decidieron evacuar el centro sanitario por la crudeza de los combates que han obligado también al abandono de la ciudad hacia Bengasi de las pocas familias que quedaban en este enclave estratégico del este del país.

Las fuerzas leales al coronel Muamar al Gadafi han acosado las inmediaciones del centro sanitario con fuego de mortero que batía el acceso oeste de la ciudad, principal nudo de comunicaciones del este el país, pues de aquí parten las rutas terrestres hacia Bengasi y la frontera con Egipto.

Pese a que el asedio con fuego de mortero era encarnizado, el sonido del intercambio sostenido de disparos con ametralladoras y fusiles era muy nítido.

Los rebeldes no lograron mantener esta mañana una de las líneas del frente en torno a esta ciudad, que los gadafistas lograron tomar hace tres semanas, aunque la abandonaron por el acoso de la aviación aliada.

El duelo artillero causó momentos de confusión y desconcierto en el hospital, que aunque cuenta con numerosos médicos voluntarios apenas tenía heridos, pues los que resultan alcanzados en el frente, especialmente los más graves, son directamente trasladados a retaguardia en Bengasi.

Los médicos del hospital indicaron que los gadafistas, cuando emprendieron la huida al comenzar los bombardeos de la coalición internacional destruyeron todos los equipos médicos del hospital y el material quirúrgico necesario para operar.

En la carretera que parte de Ajdabiya en dirección a Bengasi los vehículos todoterreno con baterías antiaéreas montadas en su parte trasera que utilizan los rebeldes enfilaban al principal bastión revolucionario, encañonando hacia el este y con el sonido de fondo del sobrevuelo de aviones sobre la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios