El Gobierno civil de Papúa-Nueva Guinea logra superar un golpe de Estado militar

  • Un pequeño grupo de soldados intenta restituir en el poder a Michael Somare, pero fracasa

El primer ministro de Papúa-Nueva Guinea, Peter O'Neill, declaró finalizada la sublevación de un reducido grupo de soldados que pretendían restituir a Michael Somare como jefe del Gobierno, informó la radio papuana. O'Neill señaló en un mensaje que en Port Moresby, la capital, se había recuperado la calma después de que los soldados leales al Gobierno retomaran el control del cuartel general de la Fuerzas Armadas y su jefe, el general Francis Agwi, fuera liberado por los militares rebeldes.

A primeras horas de la mañana, unos 20 militares armados encabezados por el coronel retirado Yaura Sasa irrumpieron en el acuartelamiento de Taurama y después se trasladaron a la sede de las Fuerzas Armadas o cuartel de Murray, donde apresaron al general Agwi y se atrincheraron informó la emisora australiana ABC. Tras esta acción, Sasa hizo un llamamiento al jefe del Estado papuano, Michael Ogio, para que restituyera en el poder a Somare.

El primer ministro O'Neill apuntó en una conferencia de prensa retransmitida por los medios del país, que se había abierto una investigación para depurar responsabilidades. Sasa había dado un plazo de siete días al Parlamento para que se reuniera y resolviera la disputa entre Somare y su sucesor en el cargo de primer ministro, Peter O'Neill, por la jefatura del Gobierno.

Somare, a quien en principio el Supremo reconoció como primer ministro aunque después rectificó alegando que había cometido un error legal, y su rival O'Neill, al que respaldan el Legislativo y el gobernador general, claman ser el legítimo primer ministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios