Merkel y Wen Jiabao discuten en Pekín sobre derechos humanos e Irán

  • La canciller alemana no consigue de China ayudas para la estabilización del euro

China no planea, de momento, ayudas millonarias para la estabilización del euro. Después de conversar en Pekín con la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro chino, Wen Jiabao, se mostró ayer reacio a participar en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), e instó por el contrario a los europeos a redoblar esfuerzos para sacar adelante las reformas necesarias en sus políticas presupuestarias y fiscales.

"Los propios esfuerzos son decisivos en esta cuestión", dijo Wen en una conferencia de prensa conjunta con Merkel en el Gran Salón del Pueblo de Pekín.

Previamente, en un discurso ante funcionarios chinos en la Academia de Ciencias Sociales, Merkel pidió confianza en el euro y aseguró que Europa está "en el camino correcto" para superar la crisis, gracias a las políticas de austeridad y las reformas en marcha.

Durante su encuentro con Wen Jiabao, Merkel mencionó también el tema de los derechos humanos en China. La canciller afirmó que la intensidad de las relaciones entre China y Alemania permite hoy por hoy dialogar sobre temas sobre los que hay también "opiniones diferentes" y señaló que el desarrollo económico se basa en la paz interna y que, para ello, son necesarias también "estructuras confiables de Estado de derecho".

Según se afirmó en fuentes de la delegación alemana, durante la visita se entregó a las autoridades chinas una lista con casos concretos de violaciones de los derechos civiles.

También hubo diferencias de opinión en torno al embargo petrolero a Irán, en relación a la disputa nuclear. "Las sanciones no solucionan los problemas", afirmó Wen, asegurando que China trabaja para que se retomen las negociaciones internacionales con Irán.

Wen indicó que también China rechaza que cualquier país de Oriente Próximo desarrolle armas nucleares, pero consideró que el diálogo y la cooperación son "el único método correcto para solucionar este problema". El jefe del Gobierno se pronunció al mismo tiempo en contra de "politizar" las relaciones económicas de China, que compra una quinta parte de las exportaciones iraníes de petróleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios