Mueren siete talibanes en un ataque fallido contra una base de la OTAN en Afganistán

  • Dos civiles y un soldado resultan heridos en el atentado contra la principal base militar de la zona

Al menos siete talibanes murieron ayer en un ataque fallido contra la principal base de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la provincia de Kandahar, al sur de Afganistán, y dos civiles y un soldado resultaron heridos en el atentado, según confirmó un portavoz militar.

Según Zalmay Ayobi, portavoz de la gobernación de Kandahar, dos kamikazes accionaron los cinturones de explosivos que llevaban cerca de una entrada de la base para permitir que el resto de rebeldes entrasen en el recinto. Además, aseguró que el ataque desato un enfrentamiento con las fuerzas internacionales y la Policía local que lograron contener a los insurgentes.

"Dos asaltantes murieron por las explosiones y los otros cuatro durante el tiroteo", añadió Ayobi.

Por su parte, el portavoz talibán Kari Yusif Ahmadi habló de un grupo de ocho rebeldes que habría conseguido entrar en el recinto.

La base, rodeada de fuertes medidas de seguridad, se encuentra a 25 kilómetros al sureste de Kandahar y alberga a miles de funcionarios. Además, está considerada la principal base de la zona de las fuerzas internacionales que luchan contra los talibanes, concentrados en el sur de la provincia afgana.

Esta base ya fue atacada varias veces pero los rebeldes habrían fallado en su intento de entrar al protegido campamento.

El presidente afgano, Hamid Karzai, dijo que su Gobierno deseaba asumir la responsabilidad total de la seguridad del país para 2014. Sin embargo, el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, afirmó que las fuerzas de coalición estaban "perdiendo la guerra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios