La OTAN acoge con escepticismo el plan de paz para Libia

  • Los rebeldes se niegan a cualquier solución que no contemple la salida de Gadafi.

El plan de paz de la Unión Africana (UA) para Libia fue acogido con escepticismo por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) después de que los rebeldes se negaran a aceptar cualquier solución al conflicto que no contemple una salida del líder Muamar el Gadafi del poder.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) Anders Fogh Rasmussen consideró que un alto el fuego en Libia es sólo posible si se cumplen una serie de requisitos, poniendo así en duda la supuesta disposición de Gadafi a un cese de las hostilidades. "No me tomo esas promesas al pie de la letra", sostuvo en Bruselas Rasmussen.

Entre tanto, los rebeldes aseguran que han reconquistado, tras enconados combates, la ciudad de Ajdabiya, en el este del país, y que han logrado repeler un ataque de las tropas del líder libio en la ciudad occidental de Misrata, informaron medios afines a los opositores.

Los rebeldes dijeron a Dpa en Bengasi que no había posibilidad de que aceptaran un compromiso en sus demandas de que Gadafi renuncie al poder. Gadafi aceptó antes la propuesta para un cese del fuego y discusiones sobre las exigencias de los insurgentes, informó Ramtane Lamamra, comisario para la Paz y Seguridad de la UA, durante una rueda de prensa en Trípoli emitida por televisión.

"Qué hay que negociar aquí. No aceptaremos ningún compromiso", advirtió Ahmed Buseini, un combatiente rebelde, en Bengasi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios