La OTAN investiga la muerte de una quincena de civiles en Libia por un bombardeo de la coalición

  • Las primeras hipótesis barajan la posibilidad de que los aliados atacaran en respuesta a un presunto ataque.

Comentarios 4

La OTAN ha comenzado a investigar la presunta muerte de una quincena de rebeldes libios en uno de sus ataques armados en la ciudad de Brega. Aunque la ofensiva de la aviación aliada sería la respuesta a los disparos de una cañón antiaéreo realizado desde un grupo de cinco vehículos rebeldes, testimonios de la oposición al régimen aseguran que combatientes leales a Gadafi se infiltraron en las filas rebeldes para abrir fuego, provocando la represalia de la aviación de la coalición internacional. Otra versión apunta que los disparos al aire de los insurgentes motivaron la ofensiva de los aliados.

Las primeras conclusiones que pueden extraerse de las declaraciones de la portavoz de Oana Lungescu apuntan a que la OTAN prefiere entender de momento estas muertes como víctimas civiles y justifica que las fuerzas aéreas de la coalición actuaron en defensa a un presunto ataque. "Está claro que si alguien abre fuego sobre uno de nuestros aparatos tienen todo el derecho a defenderse", aseguró Lungescu, que dejó claro que "la OTAN se toma muy en serio cualquier información sobre víctimas civiles", pero que "es muy difícil verificar la información porque no tenemos fuentes fiables en el terreno".

A las 22:00 de la noche del viernes, las fuerzas aéreas de la coalición internacional realizaron un ataque sobre un convoy de milicianos rebeldes que acabó con la vida de 15 rebeldes en la ciudad de Brega que se ha convertido en el frente de los combates entres las fuerzas leales al líder libio, Muamar Gadafi  y las milicias de los alzados contra el régimen.

La cadena Al Yazira aseguró que el ataque se saldó con cuatro vehículos calcinados que se encuentran en las afueras de Brega. La causa que motivó el ataque de la coalición internacional fue, según un corresponsal de la cadena británica BBC, los disparos de un cañón antiaéreo realizados desde un grupo de cinco vehículos rebeldes. "Algunos de los gadafistas se infiltraron entre los rebeldes y comenzaron a disparar armas antiaéreas. Entonces llegó la OTAN y bombardeó a todos", explicó el combatiente rebelde Mustafá Alí Omar sobre lo que ocurrió la noche del viernes. Esta hipótesis es la más generalizada entre los combatientes rebeldes.

Sin embargo, algunos miembros de la insurgencia reconocieron que fueron ellos mismos quienes "cometieron un error" al comenzar a "disparar al aire". "Los rebeldes dispararon al cielo y entonces la alianza les bombardeó. Somos nosotros quienes nos equivocamos", explicó uno de los combatientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios