Palestina detiene a 150 miembros de Hamás por el asesinato de 4 israelíes

  • La Autoridad Palestina espera que las muertes de los colonos no afecten a las negociaciones de paz en Washington.

Comentarios 5

Las fuerzas de seguridad palestinas han detenido en las últimas horas de este miércoles a decenas de miembros de Hamás con el fin de encontrar los culpables del ataque del pasado martes en Cisjordania en el que murieron cuatro colonos israelíes, informaron medios locales y fuentes de Hamás. La policía palestina ha detenido a más de 150 miembros de Hamas a lo largo y ancho de Cisjordania desde el martes, informó un portavoz de la oficina del partido en el Consejo Legislativo Palestino en Ramala. Entre los detenidos se encuentran los hijos de varios diputados del movimiento islamista, añadió el portavoz.

"La seguridad palestina está tratando de hacer todos los esfuerzos para encontrar a los culpables y los detendrá si se encuentran en territorio controlado por la Autoridad Nacional Palestina (ANP)", dijo el portavoz gubernamental, Ghasam Al Jatif. Al Jatif se mostró confiado de que el suceso no afecte las negociaciones de paz que se inician este jueves en Washington y manifestó que "el objetivo del ataque era acabar con el proceso de paz y, precisamente por eso, nuestra respuesta debe ser redoblar los esfuerzos en las negociaciones".

En el ataque, cuya autoría han reclamado las Brigadas de Azedín Al Qasam -brazo armado de Hamás- y las de los Mártires de Al Aqsa -vinculadas a Fatah-, murieron acribillados dos mujeres y dos hombres israelíes de 25 y 40 años. Estos viajaban en coche cerca del asentamiento de Kiriat Arba (al este de la ciudad cisjordana de Hebrón), en territorio bajo control israelí.

El Ejército del Estado judío levantó puestos de control e incrementó la seguridad en la zona tras el ataque, que podría tener como objetivo dar al traste con las negociaciones directas de paz que reiniciarán mañana en Washington el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, tras más de año y medio de estancamiento.

El jefe del Estado Mayor israelí, general Gaby Ashkeanzi, declaró el pasado martes desde el lugar del suceso que el Ejército "está operando en diferentes niveles desde que tuvo lugar el incidente y continuará actuando hasta que atrape a los terroristas". El primer ministro palestino Salam Fayad condenó  enérgicamente el ataque y dijo que éste "perjudica a los intereses palestinos" para alcanzar la meta de un estado con el apoyo de la comunidad internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios