El Partido Conservador se impone de nuevo en Canadá aunque sin lograr la mayoría absoluta

  • El resultado supone una derrota personal de Harper, que anticipó las elecciones para reforzarse

El líder del Partido Conservador de Canadá, Stephen Harper, empezó ayer a preparar la formación del próximo Gobierno tras conseguir 17 escaños más, aunque sin mayoría absoluta, en las elecciones celebradas el martes.

El resultado es visto como "una derrota personal" del primer ministro por el diario The Globe and Mail, el más influyente del país.

El Partido Conservador consiguió 5.205.334 votos, el 37,6%, con lo que le corresponderán 143 diputados, según Elecciones Canadá, el organismo público encargado del recuento de votos.

Aunque Harper consiguió mejorar los resultados de 2006 y tendrá 17 escaños más que cuando convocó elecciones anticipadas en septiembre, el líder conservador no consiguió llegar a los 155 diputados que le permitirían controlar el Parlamento. Lo que sí logró es hundir al principal grupo de la oposición, el Partido Liberal, en los peores resultados de su historia. Los liberales, capitaneados por Stéphane Dion, obtuvieron 3.629.990 votos (el 26,2%) y han visto reducida su representación a 76 diputados, 23 menos que en el anterior Parlamento.

En tercera posición se ha quedado el soberanista Bloque Quebequés (BQ), que sólo se presenta en la provincia de Quebec, y que se hizo con 50 de los 75 escaños de la provincia francohablante.

Las reacciones no han tardado en llegar y gran parte de las miradas están fijas en Harper. The Globe and Mail, que expresó su apoyo al líder conservador en los días finales de la campaña, dijo ayer en su editorial que "ésta fue una elección federal perdida, no ganada. Ninguno de los principales partidos puede estar totalmente satisfecho con los resultados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios