Policías de la virtud

  • Un grupo cercano a los islamistas egipcios propone la creación de un servicio de vigilancia religiosa a imagen y semejanza del existente en Arabia Saudí

Los resultados de las elecciones parlamentarias de Egipto apuntan una mayoría islamista que genera grandes expectativas entre un reducido grupo de personas muy religiosas. En algunas partes del país, los devotos intolerantes ya han amenazado a peluquerías, mujeres vestidas "indecentemente" y dueños de tiendas. Ahora, además, proponen fundar una "policía religiosa" siguiendo el modelo saudí.

La industria del turismo, de gran peso a nivel nacional, ya vivió un duro golpe el año pasado durante las revueltas que culminaron con la dimisión del ex presidente Hosni Mubarak. Ahora teme que el avance de la propuesta islamista pueda volver a tener impacto en el sector.

En Riad, cuando el muecín se hace oír por encima de los tejados, las tiendas de la capital cierran rápidamente sus puertas. Los barbudos de la "autoridad para el fomento de la virtud y la prevención del vicio" ordenan que los comerciantes y vendedores vayan a cumplir con sus rezos. A las mujeres que llevan la cabeza cubierta con un pañuelo no muy bien colocado, les dicen: "¡Cúbrete bien, mujer!".

En los restaurantes de la capital saudí, los policías de la religión islámica, que pueden ser reconocidos a través de sus vestiduras, observan que hombres y mujeres que no estén emparentados no se sienten juntos. Además, controlan el cumplimiento de las prohibiciones con respecto al consumo de alcohol, vigente en todo el país. En Egipto, hasta ahora las cosas habían sido muy distintas.

En las calles de El Cairo puede verse a musulmanas ataviadas con velos y jóvenes mujeres con pantalones ajustados. Los bares de la metrópoli sirven bebidas alcohólicas producidas a nivel nacional e internacional y en las playas de lugares como Sharm el Sheij se ve a turistas en tanga sin que nadie les pregunte si están casadas con el hombre que toma el sol a su lado.

Pero no todos los egipcios comparten estas libertades. En estas últimas semanas, hubo testigos y medios que hablaron de una campaña de religiosos fanáticos. En El Cairo, un hombre barbudo le dio una cachetada a una mujer en la calle porque llevaba vaqueros.

Algunos peluqueros fueron visitados por islamistas que les querían prohibir afeitar a los hombres. En Alejandría, algunos comerciantes que vendían árboles de plástico de Navidad fueron amenazados.

En la provincia de Al Kaljubija, a las peluquerías acudieron jóvenes que les explicaron a las mujeres que trabajaban en esos locales que su labor era "un pecado para el Islam" pero las mujeres no se dejaron intimidar.

En reacción, en una página egipcia de Facebook registrada bajo el nombre "autoridad para el fomento de la virtud y la prevención del vicio", escribieron que la próxima vez llevarían aparatos de electroshock con un cartel que dijera "la sharia ha llegado".

Se considera que los autodeclarados policías forman parte del círculo en torno al Partido Al Nour (de la luz), que en las dos primeras etapas electorales tras la caída del presidente Hosni Mubarak había obtenido un 20%.

La cúpula del partido niega que estos presuntos guardianes de las virtudes actúen en coordinación con el partido. Sin embargo, el desmentido fue poco rotundo.

Un portavoz del movimiento explicó: "El Partido aprecia todas las acciones devotas islámicas y entre éstas también está el darse ánimos para comportarse con virtud y desaconsejar el camino del vicio, algo que está establecido explícitamente en el Corán y en las escrituras de los profetas. Sin embargo, opinamos que este gran deber es asumido por toda la nación islámica, así que no necesitamos una entidad especial".

Según informa el portal Al Ahram, un grupo llamado Coalición en favor del respaldo del turismo egipcio exigió a la Fiscalía que se llevaran adelante investigaciones contra los fundadores del grupo de Facebook, debido a que sus explicaciones "caóticas" ya habían causado cancelaciones en varias agencias de viaje y reservas. Aún queda por ver hacia qué lado se inclina la balanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios