Rasmussen considera que no existe "una solución militar" al conflicto en Libia

  • Los rebeldes evacuan el hospital de Ajdabiya por la intensidad del bombardeo de las tropas de Gadafi

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, estimó que no existe "una solución militar" al conflicto en Libia y que será necesario hallar una solución política, en una entrevista con la revista Der Spiegel que se publicará mañana.

A la pregunta "¿Se puede ganar esta guerra sin enviar tropas a tierra?", Rasmussen respondió: "La respuesta sincera es que no hay una solución militar a este conflicto. Necesitamos una solución política, y es al pueblo libio al que le toca trabajar en ese sentido".

No obstante, "a fin de cuentas, será responsabilidad de la ONU ayudar a Libia a encontrar una solución política a esta crisis", consideró Rasmussen. "La integridad territorial de Libia debe mantenerse a todo precio", añadió.

En cuanto a la OTAN, "estamos concentrados en la aplicación de la resolución 1.973" de la ONU, que ordena proteger a los civiles libios, y "nos ajustaremos estrictamente a esa resolución", porque "es nuestro mandato", agregó.

Por otro lado, los rebeldes ordenaron ayer la evacuación del hospital de Ajdabiya, a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, la capital revolucionaria, ante la intensidad del bombardeo por las tropas gadafistas, según presenció la agencia Efe.

En medio de una desbandada general, los rebeldes decidieron evacuar el centro sanitario por la crudeza de los combates que obligaron también al abandono de la ciudad hacia Bengasi de las pocas familias que quedaban en este enclave estratégico del este del país.

Las fuerzas leales a Muamar el Gadafi han acosado las inmediaciones del centro sanitario con fuego de mortero que batía el acceso oeste de la ciudad, principal nudo de comunicaciones del este el país, de donde parten las rutas terrestres hacia Bengasi y Egipto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios