Romney apunta a Carolina de Sur para convertirse en el candidato republicano

  • El ex gobernador de Massachusetts se impone con claridad en las primarias del martes en New Hampshire y se convierte en el hombre a batir para sus rivales, debilitados y divididos

Tras su victoria contundente en New Hampshire, el republicano Mitt Romney espera ahora vencer en las primarias de Carolina del Sur para convertirse en el candidato de su partido para enfrentarse al presidente Barack Obama en las presidenciales de noviembre.

El equipo de Romney comenzó a realizar campaña inmediatamente ayer en este Estado conservador del sureste de EEUU, que será el tercero en designar a su candidato republicano, en comicios previstos para el 21 de enero.

El voto religioso pesará mucho en esta ocasión, así como el del Tea Party, el ala ultraconservadora del Partido Republicano, lo que por el momento no impide que Romney, un mormón que fue gobernador de Massachusetts (noroeste), esté en la cabeza de los sondeos, con un margen, sin embargo, limitado.

Si triunfa en Carolina del Sur, tras sus victorias en Iowa y New Hampshire, Romney se convertirá seguramente en el oponente de Obama el 6 de noviembre. Sobre todo si es capaz de conseguir también el triunfo en Florida el día 31.

Para sus adversarios republicanos, debilitados y divididos, Romney es el hombre a batir. Todos empezaron igualmente comenzar a trabajar ayer en Carolina del Sur, donde la campaña se prevé que será despiadada. Sin embargo, ninguno parece por el momento en posición de frenar a la maquinaria de Romney.

"Esta noche lo festejamos, pero mañana hay que seguir trabajando", declaró el martes por la noche el triunfador en New Hampshire, celebrando su victoria en Manchester con sus seguidores y rodeado de su familia.

También pidió a los electores de Carolina del Sur que "se unan a los de New Hampshire" para expulsar de la Casa Blanca a un presidente que ya "no tiene más ideas, ni más excusas" y espero que "ya no (mucho) más tiempo" de Gobierno.

Romney fue atacado durante estos últimos días por algunos de sus adversarios por su pasado como hombre de negocios y, desde ahora, es el objetivo de anuncios en la televisión particularmente negativos que se emiten en Carolina del Sur sobre su pasado al frente del fondo de inversión Bain Capital, en los años 1980 y 1990.

Estos espacios publicitarios están financiados por un grupo favorable al ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, que sólo obtuvo un 9% en New Hampshire, igual que el ultraconservador Rick Santorum. Pero Gingrich, ex senador por Georgia, espera mejorar mucho sus resultados en Carolina del Sur.

Estos últimos días, Santorum no ha parado de arremeter contra Romney, a quien acusa de haberse enriquecido "saqueando" empresas mientras dirigía el fondo de inversión Bain Capital.

El gobernador de Texas, Rick Perry, que obtuvo resultados muy decepcionantes en New Hampshire (1%), denunció igualmente que Romney es un "buitre capitalista".

Pero los electores de New Hampshire aparentemente no se dejaron impresionar por estos ataques, calificados de sorprendentes ya que provienen de parte del propio Partido Republicano.

Estas acusaciones fueron calificadas de "error para nuestro partido y nuestro país" por Romney, que denunció el martes que "algunos republicanos desesperados están uniéndose" a Obama.

El presidente demócrata estaría casi empatado (46,7%) con Romney (45,2%) si finalmente ambos tuvieran que enfrentarse en las presidenciales, según un promedio de los sondeos más recientes efectuado por la web realclearpolitcs. Y la diferencia parece que se hace cada vez más estrecha.

Romney obtuvo el 39% de los votos en New Hampshire, bastante por delante de Ron Paul, un republicano atípico de 76 años (23%), y del muy moderado Jon Huntsman, ex gobernador de Utah (17%), que seguirá en la carrera de las primarias en Carolina del Sur pese a sus magros resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios