Rusia admite que va a ser imposible no aprobar sanciones a Irán

  • Moscú muestra su decepción hacia Teherán por no aprovechar las soluciones al problema nuclear

Rusia admitió ayer que la situación relativa al programa nuclear iraní es "sumamente preocupante" y que "en ciertas circunstancias es imposible arreglárselas" sin sanciones, si bien insistió en que Moscú aboga por que el contencioso se resuelva por la vía diplomática.

"Es decepcionante y lamentable que Irán no haya aprovechado las numerosas propuestas flexibles y creativas que hemos presentado junto a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), EEUU y Francia", declaró el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Riabkov, al periódico Kommersant.

Estos tres países y la AIEA han propuesto a Teherán un acuerdo según el cual enviaría su uranio de bajo enriquecimiento a Rusia para que este país lo refine a un mayor nivel y luego a Francia para que lo transforme en combustible para su reactor nuclear de Teherán, que produce isótopos médicos.

De esta manera, disminuirían las sospechas de los países occidentales respecto a la naturaleza militar del programa nuclear iraní, ya que con este acuerdo se reducirían considerablemente las reservas de uranio enriquecido que tiene Irán. Sin embargo, la República Islámica comenzó el martes a enriquecer uranio al 20%.

Riabkov subrayó que Rusia sigue defendiendo la vía diplomática, pero añadió: "Aunque no creemos en la eficacia de las sanciones, entendemos que en ciertas circunstancias es imposible arreglárselas sin ellas".

El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró el martes que Washington y sus aliados van a empezar a preparar unas sanciones "importantes" contra la República Islámica por su decisión de enriquecer uranio a un mayor nivel, un procedimiento que puede tener fines tanto civiles como militares.

También elogió las últimas declaraciones que han hecho las autoridades rusas sobre este tema. El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores advirtió el martes que la decisión de Irán de enriquecer uranio hasta un 20% contradice las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y pone en duda la sinceridad de Teherán en las conversaciones sobre su programa nuclear.

Por otro lado, EEUU anunció ayer el refuerzo de sus sanciones contra Irán, apuntando particularmente a empresas con nexos con los Guardianes de la Revolución, el Ejército ideológico del Gobierno iraní.

El departamento del Tesoro dijo en un comunicado haber "tomado medidas suplementarias para aplicar las sanciones estadounidenses contra los Guardianes de la Revolución iraní", señalando a una "persona y cuatro empresas ligadas" a éstos, cuyos haberes serán congelados.

La medida, que amplía el campo de aplicación de un decreto de 2007, se conoció un día después de que Obama afirmara que la comunidad internacional realizaba progresos "bastante rápidos" hacia la imposición de nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios