Sarkozy anuncia que dejará la política si pierde las presidenciales

  • El jefe de Estado, que aún no es oficialmente candidato a la reelección, admite por primera vez que podría resultar perdedor en los comicios de abril y mayo

Comentarios 1

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, abandonará la vida política si pierde las elecciones presidenciales de la próxima primavera, según reconoció en una conversación con un grupo reducido de periodistas en la Guayana francesa.

"De todas formas dejaré la política. Si pierdo, de forma inmediata; si gano, en cinco años", aseguró Sarkozy. Se trata de la primera vez que el jefe del Estado reconoce implícitamente que concurrirá a los comicios de abril-mayo y también que los puede perder.

La conversación tuvo lugar el pasado fin de semana en la Guayana francesa, donde el presidente acudió a pronunciar su discurso de año nuevo, pero no fue desvelada hasta ayer por los medios.

"En cualquier caso estoy en el final. Por primera vez en mi vida, afronto el final de mi carrera", dijo el jefe del Estado, que cumplirá 57 años en mayo.

Aunque oficialmente no es candidato, el presidente está multiplicando las críticas al discurso de su principal rival, el socialista François Hollande, que le aventaja en los sondeos, lo que hace pensar que se lanzará a la carrera.

Fuentes de su partido, la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), aseguran que Sarkozy retrasa la fecha del anuncio porque se concentra en el trabajo para superar la crisis económica. El propio Sarkozy lo reconoció en la Guayana francesa, donde afirmó que "los franceses se han dado cuenta de la amplitud de la crisis a mediados de octubre y por eso entrarán muy tarde en la campaña". "Os va a sorprender la lucidez de los franceses", dijo.

Sarkozy aseguró que conserva todas las opciones de vencer y recordó que, en el pasado, el favorito de los sondeos a tres meses de los comicios no se ha impuesto.

El presidente no logra despegar en los sondeos, ya sea en intención de voto o en credibilidad. Los últimos le otorgan un 23% en la primera vuelta, prevista el 22 de abril, frente al 30% para Hollande.

El diario Le Monde citó al ex ministro del Interior, Brice Hortefeux, fiel escudero del presidente, quien afirma que Sarkozy se refiere con frecuencia al final de su carrera.

"Se imagina su vida después de la política como algo más agradable. No más interesante, pero sí más agradable", asegura Hortefeux, junto a quien inició su carrera política en el Ayuntamiento de Neuilly-sur-Seine, ciudad residencial de alto nivel económico a las afueras de París.

En la conversación con los periodistas, Sarkozy descartó seguir la vida política, por ejemplo, al frente de la UMP, como le proponía Hortefeux. "De todas formas, cambiaré de vida completamente, no volveréis a oír hablar de mí", dijo

Por estas confidencias Le Monde dedujo que Sarkozy y sus partidarios se han contagiado del "miedo a la derrota". Sobre la base de citas similares, el periódico Le Figaro, más cercano al poder, sacó la conclusión de que "frente a Hollande, Sarkozy continúa sereno".

Es el mensaje que quiso transmitir el ministro de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, considerado como la mejor alternativa si Sarkozy no se vuelve a presentar.

"Estuve con él esta mañana durante una hora y media, no me dio para nada esa sensación (la de dudar). Parece totalmente decidido a ir hacia la victoria", dijo ayer a unos periodistas.

Al recibir a responsables de la UMP, Sarkozy se mostró ayer particularmente combativo con respecto al candidato socialista, según varios asistentes. Y continúa multiplicando sus desplazamientos a las regiones francesas.

Para la segunda vuelta, prevista el 6 de mayo, los sondeos sitúan a Hollande con una amplia ventaja, 53% contra 47% para Sarkozy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios