Scotland Yard advierte que el caso Menezes podría repetirse

  • La oficial al cargo de la operación argumenta que se trata de acciones "de muchísimo riesgo"

Otra persona inocente podría morir en el futuro en las mismas circunstancias que el brasileño Jean Charles de Menezes, acribillado a tiros por la Policía al ser confundido con un terrorista suicida, aseguró ayer la oficial a cargo de aquella operación, Cressida Dick.

Menezes, que tenía 27 años y trabajaba como electricista, fue tiroteado a quemarropa en la estación de metro de Stockwell (sur de Londres) el 22 de julio de 2005 por dos agentes que lo confundieron con uno de los terroristas que la víspera habían intentado atentar contra la red de transporte de la capital británica.

En su segundo día de declaración ante la investigación pública sobre la muerte del joven brasileño, Dick reconoció que, aunque el trabajo de la Policía en operaciones antiterroristas es "minimizar los riesgos", esto no puede hacerse de forma perfecta.

"Por naturaleza, estas operaciones son de muchísimo riesgo para todos los afectados. Y esto es debido a la naturaleza de la amenaza a la que nos enfrentamos por los terroristas suicidas, la dificultad que hay en tratar con esa amenaza y la rápida escala de tiempo en que pueden ocurrir estas cosas", dijo la oficial, cuya declaración difunde la agencia británica de noticias PA.

Dick añadió que el trabajo de la Policía es "reducir el riesgo para todo el mundo de la mejor forma posible durante todo el tiempo" e insistió en que es eso lo se proponen los agentes que participan en esas operaciones.

"Pero me temo que en el futuro podría no evitarse que un terrorista hiciese estallar una bomba y habría un escrutinio enorme sobre porqué no pudimos evitarlo. Y, de la misma manera, y ruego que no ocurra, pero es posible que una persona inocente pudiera morir en circunstancias como ésta", afirmó.

Dick, que fue ascendida a subcomisaria de Scotland Yard después del trágico tiroteo, hizo estas declaraciones al ser interrogada por el abogado de la familia Menezes, Michael Mansfield, en la investigación que se desarrolla desde el 22 de septiembre.

Mansfield preguntó a Dick como reaccionó cuando el comandante de la unidad armada le dijo que dos policías armados habían disparado en nueve o diez ocasiones a Menezes en la cabeza.

"No creo que tuviese ninguna reacción. Me estaba dando información. No estaba sorprendida", respondió.

A la vista de ayer asistió por segunda vez la madre del joven brasileño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios