El Servicio Secreto venezolano detiene al alcalde de Caracas

  • "Antonio Ledesma va a ser procesado por la justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad, la Constitución", ha explicado Nicolás Maduro.

El opositor y alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fue detenido por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y será procesado -según explicó posteriormente el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro- "por todos los delitos cometidos contra la paz del país". Ledezma se encontraba en su despacho de la sede de su partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), en el barrio de El Rosal en el este de Caracas, cuando funcionarios del Sebin se lo llevaron detenido y procedieron a registrar su oficina. Según declaró su esposa, Mitzy Capriles, el alcalde fue detenido con "una agresividad demasiado terrible" y los agentes que le detuvieron le golpearon. Capriles también dijo que últimamente "en todo momento" Ledezma ha sido seguido "mañana, tarde, noche y madrugada" y ha recibido amenazas.

El diputado de ABP Richard Blanco y la dirigente opositora María Corina Machado, que se acercaron también al lugar de la detención, aseguraron a los periodistas que los agentes del Sebin derribaron la puerta de la sede y se lo llevaron esposado tras disparar al aire para dispersar a la gente que se había congregado. Aunque en principio no fueron revelados los motivos de su detención, Maduro anunció horas más tarde que el político opositor había sido detenido por orden de la fiscalía y afirmó que "va a ser procesado por la justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad, la Constitución".

La pasada semana el alcalde del municipio Libertador de Caracas, el chavista Jorge Rodríguez, había acusado a Ledezma y al diputado opositor Julio Borges de ser los autores intelectuales del intento de golpe de Estado desarticulado el pasado miércoles. El presidente del parlamento venezolano, el oficialista Diosdado Cabello, aseguró por su parte que en el supuesto complot, identificado como "plan Jericó", estaban involucrados los opositores Ledezma, Borges, María Corina Machado y Diego Arria, ex embajador de Venezuela en la ONU.

Ledezma rechazó entonces esos señalamientos y destacó que "en lo que va de régimen de Maduro ya van 12 supuestos golpes de Estado. Aquí los que tienen el golpismo en los tuétanos son estos señores que están en el Gobierno". "El Gobierno habla de movimientos de desestabilización, y lo que desestabiliza el país es la corrupción", añadió.

Sin embargo, Maduro acusó al alcalde de Caracas de "pretender utilizar la doble banda, de los cargos públicos legales para buscar la violencia, el atentado golpista, la desestabilización". "Lo llaman el vampiro, pero no lo llamo yo, lo llaman varias generaciones de venezolanos, el señor Ledezma, Antonio Ledezma", dijo Maduro y afirmó que el dirigente opositor "estuvo en el golpe de Estado" contra su antecesor, el presidente Hugo Chávez, en abril de 2002, y en "todas las conspiraciones".

Tras conocerse la detención del alcalde metropolitano, varios partidos y dirigentes opositores la criticaron. La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo hoy que la detención se debe a un intento por parte del Gobierno de "ilegalizar" a sus adversarios, así como dar credibilidad a las denuncias de golpe de Estado.

"En este momento el Gobierno está intentando ilegalizar a la oposición", dijo en rueda de prensa el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba para quien el oficialismo teme su derrota en las próximas elecciones parlamentarias y por ello intentará "descabezar, ilegalizar de hecho, de facto, a la oposición democrática venezolana" a la que buscan inhabilitar para que no puedan ser candidatos. Torrealba acusó al Gobierno de detener a Ledezma, además, con el fin de dar credibilidad "al cuento del golpe imaginario".

Ledezma es alcalde de Caracas desde 2008. Fue reelegido en diciembre de 2013 para un segundo periodo de cuatro años al vencer por escasísimo margen al oficialista Ernesto Villegas,  jefe de Gobierno de Distrito Capital. El presidente de ABP encabezó junto a los también opositores Leopoldo López y María Corina Machado la iniciativa conocida como "La Salida" impulsada a comienzos de 2014 y que pretendía desalojar al Gobierno del poder a través de la presión popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios