Siria camina hacia la derogación de la Ley de Emergencia mientras se recrudece la violencia

  • El Gobierno ha aprobado una legislación orientada a la supresión del estado de emergencia en una jornada en la que otras 30 personas han muerto.

El Gobierno sirio aprobó una legislación encaminada a la derogación de la Ley de Emergencia, en vigor desde 1963, coincidiendo con una escalada de la violencia en la ciudad de Homs, donde se han registrado treinta muertos en últimas horas.

"El Consejo de Ministros ha aprobado un proyecto de un decreto legislativo que estipula el fin del Estado de Emergencia en el país", anunció la televisión estatal siria.

Además, el Gobierno anunció también que había dado luz verde a un proyecto de ley que "regula el derecho de los ciudadanos a manifestarse pacíficamente, medidas para autorizarlo, y mecanismos para proteger a los manifestantes", según la televisión.

El sábado pasado, el presidente sirio, Bachar al Asad, había insistido en su compromiso para eliminar esa norma, aunque no fijó una fecha concreta.

"Se ha formado un comité jurídico para estudiar el levantamiento del estado de emergencia. El estudio de estas leyes concluirá, como máximo, la próxima semana", dijo Al Asad durante la primera reunión del nuevo Gobierno sirio, designado el jueves pasado.

La derogación del Estado de Emergencia es una de las principales exigencias de la oposición.

El anuncio coincide con un recrudecimiento de la tensión en la ciudad de Homs, en el centro del país, donde fueron enterradas cuatro personas fallecidas durante los disturbios de las últimas 48 horas, que dejaron treinta víctimas mortales, según organizaciones de la oposición.

La llamada red opositora Sham apuntó en su página de Facebook que "cuatro mártires" fueron enterrados en el cementerio de Homs, adonde acudieron decenas de miles de manifestantes.

Por su parte, el grupo la Revolución Siria contra Bachar al Asad, uno de los más activos durante las revueltas populares, denunció en su sitio en Facebook la muerte de un joven de 26 años la pasada madrugada.

La agrupación acusó a agentes de los servicios seguridad y a sus matones de haber cargado contra los ciudadanos en distintos puntos de Homs, y de haber destruido propiedades públicas y privadas cerca de la plaza Al Hurriya (libertad, en árabe).

Sobre esos altercados, la organización Sham ha colgado en internet varios vídeos grabados con teléfonos móviles en los que se puede ver a cientos de personas concentradas en una plaza, así como imágenes de dos jóvenes portando a un tercero con sangre en la cabeza, mientras se oyen disparos.

El grupo explica que dichas imágenes fueron tomadas en Homs esta madrugada, cuando la policía disparaba contra los manifestantes.

El canal de televisión catarí Al Yazira, que cita al activista opositor sirio Omar Adlabi, subrayó que la policía abrió fuego contra los manifestantes que se concentraban en la plaza Al Hurriya.

Además, un ciudadano de la localidad, identificado como Abu Asam, dijo a Al Yazira que las líneas telefónicas estaban casi cortadas y agregó que los agentes dispararon directamente contra la gente.

Por su parte, el Ministerio del Interior sirio calificó en un comunicado los incidentes ocurridos en los últimos días en Homs y en la vecina Banias de "rebelión armada" llevada a cabo por grupos armados de organizaciones salafistas (musulmanes suníes rigoristas) que quieren establecer emiratos islámicos.

La nota, difundida por la agencia de noticias estatal Sana, destaca que esos grupos radicales, que han atacado propiedades públicas y privadas, han asesinado a miembros del Ejército, de la Policía y civiles.

El Ministerio describió esos actos como "crimen terrible", cuyo objetivo es extender el caos entre los ciudadanos, y pidió a los ciudadanos que no organicen ningún tipo de marcha, protesta o huelga, además de instarles a colaborar de manera efectiva con las autoridades para recuperar la estabilidad y la seguridad.

El grupo la Revolución Siria contra Bachar al Asad mostró su rechazo a la versión de los hechos del Ministerio del Interior, que considera "historias inventadas, totalmente alejadas de la realidad".

Entretanto, en Damasco, decenas de estudiantes de la facultad de Medicina fueron detenidos por las fuerzas de seguridad que supuestamente los golpearon con brutalidad, según esa misma organización.

Los estudiantes fueron cercados por los efectivos de seguridad cuando corearon lemas a favor de la libertad y de la revolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios