La UE exigirá a EEUU toda la información de los presos de Guantánamo que acoja

  • Los Estados miembros que acepten a presos compartirán todos los datos con los países que no lo hagan.

La UE exigirá a Estados Unidos toda la información sobre los expedientes de los presos de Guantánamo que los norteamericanos quieren que Europa acoja en su territorio para no tomar una decisión "a ciegas". Para ello, el ministro checo del Interior, Ivan Langer, cuyo país ocupa la Presidencia de la UE, y el vicepresidente de la Comisión y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Jacques Barrot, viajarán a Washington del 16 al 18 de marzo.

Los ministros del Interior de los Veintisiete debatieron la posible acogida de presos de Guantánamo y su impacto desde el punto de vista de la seguridad. Reiteraron que la "principal responsabilidad" en el cierre del centro de detención corresponde a Estados Unidos y se comprometieron a pactar un "enfoque común" aunque la decisión final de aceptar o no a detenidos corresponderá a los Estados miembros. 

Además, los ministros acordaron que los países que acojan a presos compartirán toda la información sobre ellos con el resto de socios comunitarios, incluso con los que declinen colaborar con Estados Unidos, dado que es posible la libre circulación de personas en el espacio sin fronteras Schengen.

El comisario de Justicia, Libertad y Seguridad consideró "lógica" la preocupación de algunos países por los presos de Guantánamo y dijo que las autoridades estadounidenses deben contestar a tres cuestiones: si se les considera culpables de algún delito o inocentes; en el caso de que sean inocentes, por qué no pueden quedarse en territorio de Estados Unidos; y qué pruebas hay de que si vuelven a su país de origen serán torturados o perseguidos, como alegan los norteamericanos.

"Es legítimo plantearse la cuestión: ¿si son inocentes, por qué están todavía en Guantánamo? Y en segundo lugar, ¿por qué no pueden quedarse en Estados Unidos?", destacó Barrot. "Es lógico, no hay ningún proceso particular hacia Estados Unidos sino simplemente una necesidad de información. No vamos a actuar a ciegas", insistió.

Por su parte, el ministro checo del Interior aseguró que en su visita a Washington pedirá a Estados Unidos toda la información sobre los expedientes de los presos de Guantánamo, incluyendo posibles pruebas secretas que existan contra ellos. "No puede haber nada que se mantenga en secreto para un país que quiere aceptar a un preso de Guantánamo. Y creo que tampoco pueda haber secretos para un país que no acepte a presos pero pertenezca a Schengen, el área de libre movimiento de personas", dijo.

"Todo debe ser transparente y abierto. Es la única posibilidad de resolver esta cuestión", resaltó Langer. Insistió en que "antes de tomar ninguna decisión necesitamos toda la información" y recordó que todavía no hay ninguna "petición oficial" por parte de Estados Unidos.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que España "responde sí" a la petición de cooperación de Estados Unidos para cerrar Guantánamo, pero dejó claro que ve "dificultades legales de todo tipo" en la acogida en Europa y en España de presos procedentes del centro de detención de Guantánamo y reclamó una "posición común" de la UE para dar cobertura a esta iniciativa.

"Hay dificultades legales de todo tipo, no menores, que conviene estudiar y evaluar a fondo y en eso estamos", dijo Rubalcaba tras participar en la reunión de ministros del Interior de la UE. El ministro no se quedó al almuerzo de trabajo, donde se discutió sobre Guantánamo, y desde su gabinete se justificó la ausencia por compromisos en Madrid.

Rubalcaba no quiso precisar qué problemas legales de la acogida de presos de Guantánamo preocupan especialmente a España y se limitó a señalar que será necesario determinar, entre otras cosas, "el estatus de las personas que están allí, los cargos que tienen si es que los tienen, si hay pruebas o no las hay, cómo vendrían a Europa, en qué situación, cuál sería la situación legal en estos países, qué derechos tendrían y que obligaciones podrían tener respecto a esos países que les acogen".

Admitió que "puede haber" riesgos de seguridad por la acogida de estos presos pero aseguró que "cuando tomemos una decisión en España esos problemas no existirán". No obstante, tampoco quiso pronunciarse sobre en qué plazos podría adoptarse una decisión. 

"Después de criticar Guantánamo y una vez que hemos mostrado nuestra satisfacción por el cierre, ante la petición de cooperación que nos hace Estados Unidos, España responde sí, vamos a cooperar", explicó Rubalcaba. Se mostró convencido de que al final habrá una "posición común" de la UE sobre Guantánamo aunque dejó claro que "las decisiones finales individuales deben ser decisiones de los Estados miembros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios