Zapatero exige "contundencia" en África contra la piratería y Al Qaeda

  • El presidente reclama a los líderes africanos avances hacia la libertad, la paz y la democracia y pide un mayor compromiso con Somalia · Interviene como invitado de honor en la cumbre de la Unión Africana

Comentarios 1

El Gobierno hizo ayer un llamamiento a la comunidad internacional para evitar que Somalia se convierta en un caldo de cultivo para el terrorismo y la piratería, a la vez que analizó con Mauritania y Mali la situación de los tres cooperantes catalanes secuestrados por Al Qaeda del Magreb Islámico. Éstos fueron dos de los ejes de la visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Etiopía, donde participó como invitado de honor en la inauguración de la XIV cumbre de la Unión Africana (UA) que se celebra en Addis Abeba.

El discurso de Zapatero ante la Asamblea de la UA estuvo centrado en la necesidad de avanzar en la estabilización de los países africanos y, en concreto, en Somalia. Sin citar los secuestros que protagonizan piratas somalíes en aguas del Índico, se mostró convencido de que "Somalia es un riesgo" y exigió una respuesta "contundente y preventiva" de la comunidad internacional para evitar que el país se convierta en "un caldo de cultivo" para el terrorismo, los secuestros, la piratería, el narcotráfico y la trata de seres humanos.

Zapatero se reunió además con el presidente del Gobierno federal de transición somalí, Sharif Sheik Ahmed; el presidente de Kenia, Mwai Kibaki; y el primer ministro etíope, Meles Zenawi, para promover la celebración de una conferencia internacional que favorezca la estabilización somalí.

España, junto a Italia, busca celebrar este foro bajo el liderazgo de Naciones Unidas con el objetivo de canalizar una ayuda real y eficaz al Gobierno federal de transición, que implicaría reforzar sus fuerzas de seguridad. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, subrayó la importancia de esta conferencia, pero señaló que todavía no hay fijada ni fecha ni sede.

Al margen de esta cuestión, Zapatero habló ante la UA en defensa de "la memoria" y condenó "la indignidad" de la esclavitud que sufrió el pueblo de África, "un episodio nefasto de la historia de la humanidad". Ya lo había hecho el pasado mes de junio cuando visitó Togo, ante cuyo Parlamento repudió el tráfico de esclavos africanos hacia la "América española".

El presidente instó también a todos los líderes africanos presentes a avanzar hacia la libertad, la paz y la democracia, tres valores que, les advirtió, exigen extender el pluralismo político y social, luchar contra la corrupción, comprometerse con los derechos humanos y erradicar la tortura y la pena de muerte. "Es la democracia y la libertad lo que fortalece la estabilidad y la paz", dijo Zapatero, quien fue presentado ante el plenario por el presidente de turno de la UA, el líder libio, Muamar Al Gadafi, como "un buen amigo de África".

Otro de los pilares de su viaje a Etiopía fue la defensa de la ayuda al desarrollo que promueve España y que, según destacó, ha pasado en cinco años de 225 millones de dólares a más de 2.200 millones. "El fin de la pobreza está al alcance de nuestras manos, al alcance de nuestra generación", remachó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios